Penan por Bélgica, mandatarios envían mensajes de apoyo

Los ataques terroristas en Bélgica propiciaron una ola de comentarios entre los poderosos.

 

En un suceso como el ocurrido en Bruselas, Bélgica, esta mañana, los mandatarios más importantes del mundo han expresado su pena por las víctimas del ataque terrorista adjudicado al Estado Islámico, así como su apoyo moral y político.

Charles Michel, el primer ministro de Bélgica, pidió mantener la calma ante lo ocurrido así como mucha solidaridad. Reconoció que es una “prueba difícil” para su país: “Hay numerosos muertos y heridos, algunos graves”.

En medio de su visita histórica a Cuba, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo —mediante un video difundido por La Casa Blanca— que los estadounidenses están en solidaridad con la gente de Bélgica. Lamentó que hayan muerto personas inocentes y que harán lo necesario por auxiliar a sus amigos y ayudarlos a que los responsables sean llevados ante la justicia: “Es un recordatorio de que el mundo debe estar unido sin importar la nacionalidad o la raza o la fe, en la lucha contra este flagelo del terrorismo”.

Obama añadió: “Podemos derrotar y vamos a derrotar a quienes amenazan la seguridad e integridad de personas alrededor de todo el mundo".

 

 

 

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, publicó en su cuenta de Twitter que se solidariza con Bélgica, mandó condolencias a las familias de los fallecidos y confirmó que hasta el momento no se reportan mexicanos afectados en los ataques trágicos en Bruselas.

Angela Merkel, canciller de Alemania, expresó su pena por los muertos y declaró: “Vamos a derrotar el terrorismo juntos; los responsables de los ataques en Bruselas están atacando los valores de la Unión Europea”.

La canciller aseguró que el gobierno alemán apoyará en las investigaciones para identificar a los responsables de los ataques. "Alemania trabajará con el gobierno belga y con las fuerzas de seguridad del país para dar con los responsables de estos crímenes, detenerlos y castigarlos".

David Cameron, primer ministro del Reino Unido, expresó sentirse conmocionado y preocupado por el atentado; aseguró que su gobierno hará todo lo que esté en sus manos para ayudar.


“Estamos en guerra. Europa sufre desde hace varios meses actos de guerra. Y ante ello se requiere una movilización de todas las instancias”, dijo el primer ministro de Francia, Manuel Valls. En su cuenta de Twitter recordó —con un cartón— lo sucedido en París hace unos meses.