Guía definitiva de usos y buenas costumbres para Snapchat

¿Mandar o no mandar fotos provocadoras? ¿Cuántos videos de gatos se pueden subir al día? Resolvemos todas tus dudas.

Etiquetas:

Si tienes más de 25 años es muy probable que Snapchat no sea tu red social favorita. Es más, quizá la bajaste hace dos meses y aún no has entendido cómo usarla o de qué se trata. Y es que, a decir verdad, la App no es la más amigable en cuestión de navegación o para agregar amigos; no ofrece muchas opciones de edición; no maneja el “like” o “share” y, lo peor de todo, es efímera, un concepto al que has logrado adaptarte poco a poco, pero que, como buen millenial, no termina de convencerte del todo. Porque, seamos honestos, eres de los que aún disfruta entrar al perfil de tu ex para ver qué ha estado haciendo desde el día que cortó contigo o lo bien que te veías en el verano de 2012 encima de aquel yate con martini en mano. En cambio, en Snapchat eso no existe. Veinticuatro horas es el tiempo exacto que tienes para ver –y que la gente vea– lo que está pasando en tu vida. Después de ese lapso de tiempo todo se diluye: borrón y cuenta nueva.

Pero no te dejes engañar. Snapchat tiene su encanto. Tan sólo es cuestión de saber qué no hacer, y en eso podemos ayudarte.

Saturar tu historial
El que tengas 86,400 segundos al día para tapizar tu historia de Snapchat no significa que tengas que hacerlo. A menos de que seas Rihanna en pleno carnaval de Barbados, lo más probable es que nadie le dedique más de minuto y medio a tu historia.

Guía de etiqueta para utilizar los nuevos emojis

Videos que son fotos
Tomar un video de una imagen fija con una duración de 10 segundos es robarle a los espectadores valiosos momentos de vida. Si tu intención es que veamos lo lindo que es tu nuevo librero bastará con una fotografía de 5 segundos. Gracias.

Sobreexponer a tus hijos y mascotas
Sabemos que tus hijos son tu gran orgullo, pero subir 7 videos al día en los que los vemos dormir, hablar, dormir, jugar, dormir, comer y dormir es demasiado. Esto también aplica para tu gato, perro o hurón.

Snaps en el gimnasio
Si la selfie del gym en tu Instagram ya es algo con lo que tus seguidores tienen que lidiar todos los días, no es necesario que también la compartas en Snapchat. En todo caso, presume cómo haces sentadillas mientras cargas pesas, como Hugh Jackman, o lo torneadas que lucen tus piernas y gluteos cuando pasas más de ocho horas al día en el gimnasio, como Khloé Kardashian.

Fotos misión imposible
No existe nada más estresante que intentar leer el texto de una foto que dura sólo un segundo, y luego tener que recorrer la misma historia tres veces sólo para llegar a esa imagen y descifrar lo que dice. Si vas a subir un snap con texto, asegúrate de que al menos dure unos cinco o seis segundos.

Normas de clase y precaución para ligar por una aplicación

Mandar snaps sin ropa
Aunque parezca inofensivo enviar un video de tres segundos en el que apareces presumiendo tu cuerpo au naturel, nada puede garantizarte al 100% que desaparecerá tan pronto como apareció, pues existen los screen shots o el trágico caso de quien cree que está enviando su striptease en privado y termina por mandarlo a su historial. Créenos, ha pasado. Además, si nos apegamos a las leyes de conspiración, siempre cabe la posibilidad de que algún día el mundo digital viva una especie de apocalipsis zombie y todas las imágenes prohibidas que la gente ha compartido en Snapchat regresen del inframundo para hacerse públicas.

No mandar snaps sin ropa
Ahora, que si te gusta provocar y quieres que el lunes cuando llegues a la oficina todos se pongan en fila para saludarte con un high five y chiflidos, adelante. Muestra tu verdadero yo en todo su esplendor y compártelo con la comunidad, también se vale.