Breve guía para dejar de llamar a nadie "la pareja de"

Un famoso empresario transformado en 'el esposo de Salma Hayek', una prestigiosa abogada reducida a 'la mujer de George Clooney'... ¿Hasta cuándo?

No es cuestión de hacerse el elitista, pero algo va mal en este mundo cuando alguien como Jennifer Lawrence empieza una relación con Darren Aronofsky y a los medios en general solo se les ocurre titular la noticia como “Así es el nuevo novio de Jennifer Lawrence”. Y ya. Ni rastro del nombre del cineasta ni de su premiada carrera ni alusión a alguna de sus películas. Cero. Total, ¿qué más presentación necesita alguien que ha dirigido obras maestras como ‘El cisne negro’ o ‘Réquiem por un sueño’ que la de ser reconocido como “el señor que sale con la actriz del momento”?

Que sí, que ya es hora que el sexo que redujo el currículum de una abogada de éxito como Amal Clooney a “mujer de George” probara de su propia medicina. Pero igualando por lo bajo nunca se ha avanzado. Hasta en estos pequeños detalles hay que aspirar a más. No dejar que un personaje de renombre, sobre todo si tiene entidad suficiente de manera individual como para ser noticia con su nombre propio, sea reducido a la categoría de “pareja de tal”. ¿O acaso a alguien se le ocurriría presentar a Javier Bardem como “el marido de Penélope Cruz”?

Aceptamos que hay casos que hace necesario el contexto de su relación para ubicarlos. ¿Les suena, por ejemplo, el nombre de Adam Shulman? Evidentemente no. Pero cuando le explicamos que es el marido de Anne Hathaway, la cosa cambia. Piensa ahora en los que reducen a Vargas Llosa a la categoría de “pareja de Isabel Preysler” (que debería ponerse al revés el mote, seamos sinceros) o a Elena Garro como “mujer de Octavio Paz” (tal como lo colocó una editorial en un cintillo que llevaba un libro de la propia autora). ¿Ves la diferencia?

Sin querer dar clases de ética periodística, y conscientes de que basta denunciar un error para ser los primeros en cometerlo, aquí va una larga guía de estilo para referirse a algunas parejas, matrimonios, divorcios y arrejuntamientos que merecen ser escritos con nombres y apellido.

François-Henri Pinault
No digas: Esposo trofeo de Salma Hayek.
Di: Empresario francés, actual presidente de Groupe Artémis, un conglomerado de marcas de lujo (Gucci, Saint Laurent, Stella McCartney, Bottega Veneta y Balenciaga) y es considerado uno de los hombres más ricos del mundo.

Darren Aronofsky
No digas: El novio de Jennifer Lawrence.
Di: Director de cine de culto, nominado al Oscar por ‘El cisne negro’, ganador de varios premios en festivales como el de Venecia y autor de películas como ‘Réquiem por un sueño’, ‘El luchador’ y ‘La fuente de la vida’.

Caleb Followill
No digas: El marido de Lily Aldridge.
Di: Cantante de la banda de rock indie Kins Of Leon, autores de siete discos de estudio, ganadores del Grammy a la Mejor canción del año en 2010 por ‘Use sombedy’ y este año cabezas de cartel de festivales como MadCool.

Meghan Markle
No digas: La novia del príncipe Harry.
Di: Actriz protagonista de la serie americana ‘Suits’, que actualmente emite su sexta temporada.

Elena Garro
No digas: La mujer de Octavio Paz.
Di: Guionista, periodista, dramaturga, cuentista y novelista; una escritora que formó parte del movimiento mexicano del "realismo mágico" (aunque ella rechazó esta identificación, por considerarla una etiqueta mercantilista). Es verdad que fue su mujer y es verdad que Paz tuvo un premio Nobel de literatura y ella no, pero sus años de trabajo le costó ser reconocida por su propio nombre.

Amal Clooney
No digas: La mujer de George Clooney.
Di: Abogada especializada en Derecho Internacional y activista en pro de los Derechos Humanos que defendió a Julian Assange para evitar su extradición por el escándalo Wikileaks y asesoró a Kofi Annan cuando ejerció de enviado especial de la ONU a Siria.

Guy Ritchie
No digas: El exmarido de Madonna.
Di: Director de cine británico responsable de taquillazos como ‘Sherlock Holmes’ y responsable de adaptar a imagen real el ‘Aladdin’ de Disney.

Gustavo Dudamel
No digas: El novio de María Valverde.
Di: Músico y compositor venezolano, director de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, ganador de un premio Grammy y encargado de dirigir este 2017 el prestigioso Concierto de Año Nuevo de Viena.

David Muñoz
No digas: El novio de Cristina Pedroche
Di: Cocinero español de vanguardia, responsable del restaurante DiverXO y poseedor de tres estrellas Michelin.

Elsa Pataky
No digas: La mujer de Chris Hemsworth.
Diga: La mujer más envidiada del mundo. También actriz musa de Garci y otrora cliente estrella de Mario Vaquerizo, su representante en España durante mucho tiempo.

Mario Vaquerizo
No digas: Cantante y showman.
Di: El marido de Alaska (y a mucha honra, por cierto).

Publicado originalmente por Vanity Fair España.