El dilema de los Oscar: ¿han sido olvidados los afroamericanos?

A la Academia la rodea una turba de críticas por haber omitido actores y directores negros en los Oscar.

Una “mala coincidencia” o una “decisión desafortunada” ha llevado a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas a estar en el blanco del racismo contra los negros (¿?, sí, así de irónico); ni el año pasado ni este, se ha nominado a ningún actor/actriz o director(a) afroamericano(a) para llevarse un premio, y eso ha desatado sospechas de inequidad en este camino hacia el Oscar.

Y aunque la Academia emitió la noche del lunes un comunicado en el que promete que habrá “grandes cambios” para lograr nominaciones más inclusivas, las críticas y sospechas de racismo en este gremio cada día se hacen más fuertes.

Spike Lee, Jada Pinkett-Smith, Lupita Nyong’o, Michael Moore y George Clooney son algunos de los nombres que se han sumado a la crítica por dejar fuera de las principales nominaciones (en 2015 y 2016) a gente de raza negra. Este último puso el ojo en un punto más critico, ¿no hay nominados negros porque la Academia es racista o más bien porque la industria del cine sí lo es y no da espacio para que los afroamericanos estén en mejores las películas?

Para despejar esa duda, recurrimos a los datos duros sobre aquellos representantes afroamericanos que han estado entre los nominados y ganadores de los Oscar.

- La primera nominación para una persona de raza negra fue para Hattie McDaniel en 1939; la película “Lo que el Viento se Llevó” no solo la hizo candidata, sino la ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto. Otras que han logrado esta hazaña son Whoopi Goldberg, en 1990, por la popular cinta “Ghost”; Jennifer Hudson, en 2006, por “Dreamgirls”; Octavia Spencer, en 2012 por, “The Help”, y Lupita Nyong'o, en 2014, por “12 Years a Slave”.
 

- El primer hombre negro en ser nominado a Mejor Actor fue Noah Cullen, en 1958, por “The Defiant Ones”, pero no ganó. El que se llevó ese honor fue Sidney Poitier, en 1963 por “Los Lirios del Valle”, fue premiado con un Oscar Honorífico en 2002.

- Junto a Poitier, solo otros tres negros han ganado como Mejor actor: Denzel Washington, en 2001, por “Training Day”; Jamie Foxx, en 2004, por “Ray”, y Forest Whitaker, en 2006 por, “The Last King of Scotland”.

- La única mujer negra que ha ganado un Oscar como Mejor Actriz es Halle Berry, en 2001, por “Monster's Ball”. Desde 1954, otras nueve mujeres han sido nominadas a esta categoría, pero se han quedado con las manos vacías, entre ellas están: Viola Davis, Whoopi Goldberg y Diana Rosse.

- En 1969, Rupert Crosse fue el primer afroamericano nominado como Mejor Actor de Reparto por “The Reivers”, no ganó, pero ha habido otros cuatro que sí: Louis Gossett, Jr., en 1982, fue el primero por la película “An Officer and a Gentlemen”; le siguió Morgan Freeman, cinco veces nominado pero solo premiado una, en 2005, por “Million Dollar Baby”; el tercero es Denzel Washington, en 1989, por “Tiempos de Gloria”, y el cuarto, Cuba Gooding, Jr., en 1996, por “Jerry Maguire”.

- A la fecha, ningun afroamericano han ganado el premio a Mejor Director(a). Solo tres han sido nominados hasta ahora: John Singleton, por “Los chicos del barrio”, en 1991, Lee Daniels, en 2009, por “Precious” y Steve McQueen, en 2013, por “12 Years a Slave”.

- Sin embargo, Steve McQueen fue el primer productor afroamericano en ganar un Oscar en esta categoría, lo hizo con “12 Years a Slave”. Otras películas lideradas por negros que se han quedado en candidatura son: “Selma”, “Django Unchained”, “The Blind Side”, “Precious” y “The Color Purple”.

- La Mejor Canción Original es la categoría que más afroamericanos ha tomado en cuenta. Ha nominado a 20 y premiado a seis, entre ellos destacan: Stevie Wonder ("I Just Called to Say I Love You”); Lionel Richie (“Say You, Say Me), y Common y John Legend con la canción "Glory", para la película Selma en 2013.
 

En la actualidad, en el mundo hay más de mil millones de personas que pueden ser consideradas “negras”, y representan un 15 % de la población mundial; en los miembros de la Academia hay un 94% de blancos, aunque su presidenta Cheryl Boone Isaacs es negra.

Si se hablara de racismo, dijo Clooney en un texto escrito para un semanario estadounidense, también habría que poner atención a otro tipo de discriminación, como la inequidad de sueldos entre actores y actrices en Hollywood —a la que han referido Jennifer Lawrence, Gwyneth Paltrow y Patricia Arquette— y también a los actores y cineastas de raza latina.

Pese a lo anterior, y de forma muy irónica, uno de los nominados que podría repetir un premio como mejor director y productor es latino de nacimiento y le apodan “El Negro” (un tal Alejandro González Iñárritu).