Un menú digno de estatuilla

Las celebridades están listas para romper la dieta en la after party del Oscar.

El apetito de Hollywood es sin duda, uno de los más exigentes, o por lo menos eso sospechamos al revisar el menú de tres páginas que incluye alrededor de 50 platillos. Es lógico que la oferta sea tan amplia, porque a Meryl Streep no le gusta lo mismo que a Denzel Washington, o por ejemplo, Leonardo DiCaprio solo ingiere vegetales. Por ello, celebrar la diversidad tan necesaria que tanto se ha proclamado en los últimos tiempos también aplica en el menester culinario y en el Oscars Governors Ball de este año parece que la misión se cumplirá.

Por 22 años consecutivos, el chef Wolfgang Puck será el responsable de deleitar los paladares de los famosos, sin importar sus preferencias, alergias o regímenes alimenticios. Todo ha sido clasificado en sin gluten, sin nueces y deslactosado. Superando esos requisitos, el mayor reto consistirá en satisfacer el hambre de triunfo o, en caso contrario, lograr que las penas de aquellos por no haber recibido un premio sean menos amargas. Porque no hay mejor manera de combatir la tristeza que con –muy buena- comida, ni tampoco olvidar que “las penas con pan son menos”, y en esta velada habrá mucho más que solo pan.

Menu Oscar 1

Varios de los platillos destacan por ser aperitivos y entremeses tradicionales de la cocina internacional y por supuesto, de los Estados Unidos, pero eso sí, todos ellos llevan un giro chic y sofisticado. Las banderillas son de langosta, las mini hamburguesas con queso cheddar y remolada, habrá palomitas de maíz trufadas de oro y pretzels caseros (no de bolsita), papa al horno con caviar, tacos de camarón con mango, aguacate y chipotle, y salmón ahumado. Los veganos y vegetarianos podrán disfrutar de una exótica variedad de ensaladas. En caso de que algún comensal no esté interesado en probar alguna de las opciones mencionadas anteriormente (no entenderíamos la razón), podrá dirigirse a la barra de sushi y mariscos para ordenar el rollo de su preferencia.

 

Una publicación compartida de Wolfgang Puck (@chefwolfgangpuck) el

¿Y con qué pasarán cada bocado? Como era de esperarse y como ya es costumbre, con la bebida de festejo por excelencia, el champagne. Sin embargo, en esta ocasión, la reconocida Moët & Chandon brillará por su ausencia y será Piper-Hiedsieck la que tome el relevo. Según Refinery29, se esperan servir 1,400 botellas de presentación magnum. Quienes le digan no las burbujas, podrán saciar su sed con ediciones limitadas de vino tinto y blanco procedentes del viñedo del legendario director Francis Ford Coppola.

Los amantes del dulce serán gratamente sorprendidos. De los postres, se llevan las palmas los pasteles lava (hechos al gusto de cada invitado) y el bufet de chocolate que incluye paletas de caramel capuchino, galletas, brownies, macarrones, bombones artesanales y por qué no, un llamado “Domo de Oreos” (¿algún actor o actriz podría subir una foto en Instagram para verlo, por favor?). Los helados, sorbetes, waffles, tartas, pasteles, cupcakes, y otros también estarán presente.

Menu Oscar 3

¿El ganador absoluto de la noche? No cabe duda de que será el menú… y cada comensal.