La vida sexual de la princesa Diana está a punto de hacerse pública

Su familia y amigos opinan que las imágenes del nuevo documental, que será presentado este mes, constituyen una invasión a su privacidad.

Ante la proximidad del aniversario luctuoso de Diana, la emisora británica Channel 4 está preparando un documental para televisión sobre la vida personal de la difunta princesa que incluye material que, de acuerdo con su familia y amigos, no debería de hacerse público. Diana: In Her Own Words [Diana: en sus propias palabras] incluye videos —grabados entre 1992 y 1993— de Diana hablando con su entrenador de voz sobre su infeliz matrimonio con el príncipe Carlos. Channel 4 ha defendido la inclusión de los videos, señalándolos como una parte importante de un documento histórico; sin embargo, la familia y los amigos de la difunta princesa han presentado fuertes objeciones.

Dickie Arbiter, ex secretario de prensa del Palacio de Buckingham y autor de On Duty With the Queen [Al servicio de la reina], se refirió a las cintas como “amarillistas”, en particular los comentarios de Diana sobre su vida sexual con Carlos. “No necesitamos saber todo eso. ‘¿Él estaba todo el tiempo encima de mí?’ Hay que mantener privadas las cosas privadas”, comentó Arbiter a The Washington Post.

Las cintas, grabadas en sesiones de terapia informales con el entrenador de voz de Diana, la exhiben hablando sobre su matrimonio: “Él estaba encima de mí y yo pensaba, ya sabes, ‘ehhh’. Luego se abalanzaba sobre mí y empezaba a besarme y yo pensaba: ‘¿Qué? Esto no es normal”.

En el encabezado del Daily Mail refiriéndose al nuevo documental, se leía: “Carlos y Diana ‘no han tenido relaciones sexuales en siete años’: Cómo el príncipe pasó de estar todo el tiempo ‘encima de su esposa’, a que su vida amorosa ‘se esfumara por completo’ después del nacimiento de Harry”.

El hermano de Diana, Earl Spencer, pidió a Channel 4 que no sacara al aire el programa, ya que temía que la transmisión hiriera a los príncipes William y Harry.

No todo el mundo en el círculo de Diana se opone a ello. Ken Wharfe, uno de los antiguos guardaespaldas de Diana, dijo que a la difunta princesa le hubiera encantado. “Por primera vez, ella habría dicho: ‘La gente realmente está escuchando lo que digo”. Pero ni el príncipe Harry, William, Carlos o el Palacio han hecho comentarios al respecto.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.