Meghan Markle recibe un importante respaldo para ser princesa

Mike Tindall, el marido de Zara Phillips, la nieta de Isabel II, opina que Meghan “superará el escrutinio y la presión” para casarse con el príncipe Harry

En el Palacio de Buckingham el tiempo transcurre a un ritmo distinto al del resto del universo. Probablemente, demasiado lento para el público y demasiado rápido para algunos de sus inquilinos. Meghan Markle, novia del príncipe Harry, actriz y protagonista de nuestra portada de junio, acumula ya muchos meses bajo la lupa del ojo público y, por supuesto, bajo la de la reina Isabel II, quien debe aprobar el posible matrimonio del hijo menor de Diana de Gales (32 años) con la norteamericana (36 años). Los británicos esperaban que dicha confirmación se produjera durante la boda de Pippa Middleton, pero no pudo ser (no hubo anillo previo de compromiso, y Meghan no asistió a la celebración).

Ahora, Meghan ha recibido un importante espaldarazo público de alguien con categoría para afianzar su aspiración. Mike Tindall, esposo de Zara Phillips (hija de la princesa Ana y nieta por tanto de Isabel II) ha concedido una entrevista al Sunday People donde se muestra confiado en que la potencial princesa superará cualquier test.

“Viene con mucha historia y la familia que es. Pero ha estado bajo suficiente escrutinio y presión en su vida cotidiana, así que estoy seguro de que lo superará. Estará bien”, ha opinado Tindall. Se refería, más en concreto, a las apariciones televisivas de Meghan, que han causado varios revuelos, como les contamos en Vanity Fair. Véase la serie Suits, donde interpreta a Rachel Zane, una atractiva asistente en un despacho de abogados. Cabe recordar que Tindall, exjugador de rugby, es “plebeyo” a ojos reales, al igual la novia de Harry.

Mike Tindall y Zara Phillips

Harry y Meghan, cuyo romance se conoció el pasado verano, han celebrado el cumpleaños de ella con un safari por África cuyas fotos han reavivado los rumores sobre el supuesto compromiso. Mike Tindall indica en su entrevista que él y su mujer, ambos de 36 años, tienen planes de reunirse con la pareja, de la que son amigos muy cercanos, tras su regreso. Pero no ha ofrecido más datos.

La actriz ya se ha reunido con el duque y la duquesa de Cambridge y el príncipe Carlos, según el citado medio. También añade que Meghan ha viajado a Londres desde su casa en Toronto, Canadá, después de filmar el último episodio de Suits. Y que está planeando mudarse al Reino Unido y renunciar a gran parte de su trabajo como actriz.

* Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.