Así luchó contra el machismo Meghan Markle cuando tenía solo 11 años

La actriz consiguió que un anuncio rectificara su lenguaje sexista.

Etiquetas:

Cuando tenía 11 años, a Meghan Markle le pidieron que analizara el contenido de los distintos mensajes publicitarios para un proyecto de clase. Uno en particular llamó su atención. Se trataba del anuncio de un detergente, que una voz anunciaba con la siguiente frase sexista: “Las mujeres de toda América están combatiendo la grasa de las ollas y sartenes”.

Eso de “las mujeres” no le gustó nada a la niña, que decidió que debía hacer algo al respecto.

Markle se puso en contacto entonces con el fabricante del detergente, Procter & Gamble. También con la abogada Gloria Allred, la entonces primera dama Hillary Clinton y la presentadora de noticias Linda Ellerbee. Como resultado, en el programa de esta última fueron a entrevistarla a su casa.

“No creo que sea adecuado que los niños crezcan pensando cosas como esas, que es la madre la lo hace todo”, dice Meghan en el video, que ahora alguien ha rescatado. Su queja fue atendida y, como contó ella misma al convertirse en embajadora de la ONU en 2015, el lema del anuncio cambió la palabra “mujeres” por “gente”.

“Con 11 años me di cuenta de que, si de verdad quería que alguien me escuchase, tenía que escribirle una carta a la Primera Dama”, contó entonces la actriz.

“También le escribí una a mi suministradora de noticias de aquel entonces, Linda Ellerbee, que presentaba un programa de noticias para niños, y luego otra a la abogada Gloria Allred. Por último, escribí al fabricante del detergente. Para mi sorpresa, solo unas semanas después recibí cartas de apoyo de Hillary Clinton, Linda Ellerbee y Gloria Allred. Fue increíble".

"El programa de noticias envió una cámara a mi casa para cubrir la noticia, y, solo un mes después, el fabricante Proctor & Gamble cambió el anuncio del su detergente. De ‘La mujeres de toda América están combatiendo la grasa de las ollas y sartenes’, pasó a decir ‘La gente de toda América’".

"Fue en ese momento cuando me di cuenta de la magnitud de mis acciones. Con 11 años, ya había creado mi pequeño nivel de impacto en favor de la igualdad".

Imagínense de qué no será capaz ahora.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.