Meghan Markle aparece vestida de blanco en el primer posado tras el anuncio de su boda

La futura novia ha admitido que la pedida de mano fue "muy romántica".

Meghan Markle y el Príncipe Harry ya han comparecido ante los medios después del anuncio oficial de su compromiso esta mañana.

Los recién prometidos han aparecido hoy en el Jardín Blanco del Palacio de Kensington relajados y sonrientes. Meghan Markle iba vestida con un abrigo blanco bajo el que se podía intuir un vestido verde botella.

Subida a unos vertiginosos estilettos de color hueso, la actriz se ha mostrado muy sonriente aunque un gesto de nerviosismo la ha traicionado: no podía dejar de mover su larga caballera morena suelta.

El jardín donde ha tenido lugar el posado es un lugar de gran carga simbólica, pues es una zona del Palacio de Kensington creada específicamente hace un año para rendir homenaje a la Princesa Diana.
Las flores y plantas que pueblan este jardín están inspiradas en los comentarios y preferencias de la madre del Príncipe Harry.

Los novios no dejaron de darse la mano en ningún momento y apenas hablaron con la prensa. La única declaración de Markle fue para confirmar que la petición de mano había sido efectivamente “muy romántica”.

Ella mostró el anillo, un solitario con diamante a toda la prensa apenas unos segundos.
Él ha admitido que supo que era ella la persona con la querría pasar el resto de su vida "desde el momento en que la vio"

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.