Meghan Markle abandona la serie 'Suits' ante su inminente anuncio de boda

Un nuevo capítulo en la crónica de un enlace anunciado. Deseando ver el final.

Es la pareja más observada de la actualidad. No dan un paso sin que los medios reporten sus andanzas. Por eso, analizando su comportamiento, todo apunta a que el anuncio de boda será inminente. Primero fue una entrevista exclusiva en la edición norteamericana de Vanity Fair. En ella la joven actriz hablaba con libertad de su relación con el príncipe Harry: "Somos felices y estamos enamorados". Aquello claramente, marcó un antes y un después.

La siguiente imagen que tuvimos de ellos fue en los Juegos Invictus, celebrados en Canadá. Por primera vez aparecieron juntos, de la mano, en una declaración de intenciones: 1) estamos juntos y 2) se lo queremos contar al mundo porque... 3) la familia real británica (o sea, la abuela de Harry), nos ha dado el visto bueno.

Hoy nos encontramos con el tercer y determinante paso: Meghan Markle abandona Suits, la serie en la exitosa serie en la que lleva trabajando ocho años. Normal. Resultaría muy extraño encontrarnos a la prometida y futura esposa de la quinta persona en la línea de sucesión al trono envuelta en una trama de abogados, en la que mantiene relaciones sexuales con sus compañeros de bufete. Y así lo han confirmado fuentes cercanas a la joven: "Sabe que no puede seguir actuando y ser princesa, pero está feliz de hacer ese sacrificio personal". Todo indica que en un futuro, Meghan Markle se dedicará a labores solidarias. "Disfruta mucho con su colaboración con Unicef y seguramente amplíe sus compromisos cuando se convierta en una royal a tiempo completo", continúan las fuentes cercanas. Pero antes llegará el anuncio de boda y la ceremonia en sí. Mucho mejor que todos los capítulos de Suits juntos. Hasta que eso ocurra, agarren las palomitas.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.