La Reina busca cocinero. ¿Quieres ser tú?

El “demi chef de partie” puede vivir en el palacio todo el año.

Este año hemos aprendido mucho sobre los hábitos alimenticios (y de bebidas) de la reina Isabel II. Sabemos ahora que toma un promedio de cuatro bebidas al día (la mayoría de las cuales son consumidas antes de la media tarde) y que pide una rebanada de su pastel de chocolate favorito todos los días.

Si usted ha leído sobre sus predilecciones culinarias y ha pensado: “Me encantaría asegurarme de que la reina tenga lo que más desea cada día”, bueno, ya lo sabrá, su trabajo de los sueños está disponible. Según un listado del sitio web de la Familia Real (tipo LinkedIn, pero mucho más sofisticado), una vacante está disponible para un “demi chef de partie”.

Traducido, esto básicamente significa que usted estaría ayudando a un chef real en una sección particular de la cocina —quizás las verduras o la carne (o tal vez pueda pedir un puesto en la sección de cocteles—. Además de trabajar en la preparación diaria de las comidas para la reina y su familia, la persona en cuestión colaborará en la elaboración de los menús para las “cenas de Estado y otras recepciones formales”, de acuerdo con People.

Si todo ello no es suficientemente tentador, podría vivir en la casa de la reina (es decir, el palacio de Buckingham), como parte del trabajo —lo que significa que usted probablemente podría interactuar con Meghan Markle con cierta frecuencia (quien imaginamos —dado su historial de blogger de estilo de vida—, es muy dada a charlar sobre secretos de cocina y tips gastronómicos). El palacio busca a alguien con “fuertes habilidades comunicativas” y una “clara pasión por la comida”, así que asegúrese de que su cuenta culinaria de Instagram esté bien curada antes de hacer una aplicación para el puesto.

(“Algo de experiencia” estaría muy bien, de acuerdo con el listado, pero “no es esencial”). Las aplicaciones deben enviarse en Año Nuevo, así que libere su agenda para los próximos días. La única advertencia es que el salario se anuncia como menor a $28,000 dólares. Pero bueno, si ese detalle es un impedimento, tome en cuenta que vivirá en el palacio de Buckingham y sin duda ayudará a hacer elegantes chicken tenders para el príncipe George y la princesa Charlotte varias veces al año.

Por JOSS DUBOFF

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.