Isabel II: "No puedo mirar hacia abajo con la corona puesta. Me rompería el cuello"

La reina de Inglaterra ha concedido una insólita entrevista sobre las Joyas de la Corona Británica.

Etiquetas:

Isabel II nunca concede entrevistas y rara es la vez en la que aparece hablando en televisión más allá de su tradicional discurso de Navidad. Con el tirón de la serie The Crown, sin embargo, la reina se ha animado a participar en un documental de la BBC sobre la coronación y ha contado algunas anécdotas de esta ceremonia y de las Joyas de la Corona. Por ejemplo, lo peligroso que resulta portar la Corona imperial.

"No puedes mirar hacia abajo para leer el discurso, tienes que levantarlo. Si lo haces, tu cuello se rompería y la corona se caería", cuenta Isabel II de esa pesada joya, que cada año tiene que llevar para la apertura del Parlamento. Allí la luce mientras lee el programa del Gobierno. ”Así que las coronas tienen algunas desventajas, pero por lo demás son cosas bastante importantes", dice la reina.

La corona imperial consta de 2,868 diamantes, 17 zafiros, 11 esmeraldas, y 5 rubíes y 273 perlas, entre estas cuatro que Isabel I utilizó como aretes. En el documental, que se emitirá este domingo, la reina bromea además diciendo que ahora esas perlas “no son felices”, porque, según ella, las perlas son joyas que “es como si estuvieran vivas y necesitan calor”.

La reina accedió al trono el 6 de febrero de 1952, después de la muerte de su padre en Sandringham. Fue coronada como Isabel II el 2 de junio de 1953 en la abadía de Westminster. “Supongo que la coronación es realmente el comienzo de la vida de una como soberana”, dice en el documental de la BBC. Sobre el vestido que lució ese día, de seda y con perlas e hilo de oro y plata, cuenta que se quedó enganchado en la alfombra y no pudo moverse por unos momentos.

También recuerda que el viaje en la dorada carroza que la llevó del palacio de Buckingham hasta la abadía fue terriblemente incómodo. “Fue horrible. El cuero estaba lleno de muebles, no era nada cómodo”, dice.

El documental mostrará además material inédito de la ceremonia, como por ejemplo un video en el que se ve a sus hijos Carlos y Ana jugando debajo del vestido de la reina.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España