Estos son los cuatro cocteles (diarios) con los que disfruta la reina Isabel II

Revelamos el horario de bebidas de la monarca.

Etiquetas:

Aparentemente, Isabel II, más que cualquier otra persona del planeta, merece poder comer, beber y comportarse como mejor le parezca. Si quisiera brincar en un tombling de 4 a 5 de la tarde cada día mientras suena el tema de Friends, o comer sushi con un acompañamiento de queso amarillo en cada comida, solo sonreiríamos, asentiríamos con la cabeza y le preguntaríamos de qué tamaño quiere el tombling y qué marca de queso amarillo prefiere.

La reina, desde hace más de seis décadas, de hecho, tiene preferencias alimenticias muy peculiares y específicas. Nos enteramos hace no mucho de cuál es su pastel favorito —el cual es elaborado por los chefs del palacio de Buckingham—, del que se come una rebanada todos los días.

Food and Wine
reveló otro detalle de la alimentación diaria de la reina de 91 años: que consume cuatro cocteles al día. Y, ¿por qué no? Veamos cuáles son:
Su primera bebida, según el chef real Darren McGrady, la cual disfruta antes del almuerzo, es un gin con Dubonnet, una rodaja de limón y “mucho hielo”. Eso suena muy bien, una mezcla elegante y potente.
Después, durante el almuerzo, se come un trozo de chocolate y una copa de vino al final de la comida. (Y nosotros hemos tomado el almuerzo todos estos años sin cerrarlo con un poco de chocolate y una copa de vino).
O.K. Después, también durante el almuerzo, la reina se toma un gin martini seco, de acuerdo con su prima Margaret Rhodes. Así que sí, ya llevamos tres bebidas a la una de la tarde.
¿Su bebida final del día? En realidad no llega hasta que se va a dormir: una copa de champaña antes de irse a la cama.

La manera en que sus cuatro bebidas están espaciadas a lo largo del día no es como lo habríamos previsto, pero quizás —posiblemente— la reina sepa algo que nosotros no. Tres bebidas antes del final del almuerzo… y después una pausa hasta antes de acostarse: ¿Será esta la clave del éxito, la longevidad y la felicidad? Si no tuviera ya suficientes cosas que hacer, la alentaríamos para comenzar un sitio web tipo Goop o Draper James. Solo podemos imaginar el resto de los consejos de estilo de vida que debe de tener para compartir.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.