Harry Windsor y Meghan Markle ¿familia?

La joven pareja real tiene un antepasado común según un estudio genealógico

Meghan Markle tiene una gota de sangre azul. Según el árbol genealógico de la actriz que ha trazado The Mail on Sunday, Meghan y su novio el príncipe Harry comparten antepasados a través de Ralph Bowes, un caballero inglés que vivió entre 1480 y 1518 y fue High Sheriff del condado de Durham.

La actriz de Suits desciende de Bowes a través de su padre, el realizador cinematográfico Thomas Markle, y Harry a través del príncipe de Gales, Carlos. Vamos allá. Ralph Bowes tuvo una nieta, Bridget Bowes, que se casó con John Hussey a mediados del siglo XVI. El nieto del matrimonio, un capitán llamado Christopher Hussey, se embarcó hacia América en 1632 y ayudó a fundar el condado de Nantucket en Massachusetts. Allí formó la familia en la que tres siglos más tarde nacería el padre de Meghan Markle.

En cuanto al príncipe Harry, desciende de Ralph a través de otro de sus nietos, Sir Georges Bowes. Una de las descendientes de George, Mary, se casó en 1767 con John Lyon, noveno Duque de Strathmore y Kinghorne, que añadió a su nombre el apellido de su esposa para heredar el castillo de los Bowes.

Cinco generaciones después, Elizabeth Bowes-Lyon contrajo matrimonio con el duque de York, futuro rey de Inglaterra y bisabuelo de Harry. Cuando el príncipe conoció a Meghan, estaba cerrando un capítulo de más de seis siglos de historia. Curiosamente, también los duques de Cambridge son primos lejanos y tienen un antepasado en común, sir Thomas Leighton. Leighton fue un soldado de la era isabelina que se convirtió en el gobernador de Guernsey y Jersey en 1570. Sus descendientes Guillermo y Kate se casaron en 2011 y serán reyes de Inglaterra.

*Artículo orginalmente publicado en Vanity Fair España