El anillo de compromiso de Meghan es un diseño del propio Harry

Está hecho con diamantes que pertenecieron a la Princesa Diana.

Meghan Markle y el Príncipe Harry se han empeñado en convertir su historia de amor en una de las más románticas de la historia de la Monarquía Británica.

No solo se prodigan en muestras de cariño públicas (no se han soltado de la mano en su primera comparecencia pública y el Príncipe Harry ha admitido que supo que era ella la persona con la que se casaría "en cuanto la vio); además han querido llenar de simbolismo sus primeros pasos como pareja comprometida.

El anillo de compromiso que han presentado al mundo ha sido diseñado por el propio Harry.
Consta de tres diamantes: los de los laterales pertenecieron a Diana y el del centro es una piedra de Bostwana, país que ha sido históricamente refugio de Harry y destino a donde la pareja acudió en escapada romántica hace un año.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.