U2 reconforta a México en su primer concierto

El grupo irlandés ofreció muchas referencias y muestras de apoyo al público mexicano. La banda se presentará hoy en la segunda fecha de su tour 'The Joshua Tree 2017'.

Los caballeros no tienen memoria.

Hace prácticamente 20 años, durante una presentación del grupo en el Foro Sol, los hijos del entonces presidente de México, Ernesto Zedillo, tuvieron un problema con la seguridad de U2. En el incidente, uno de los miembros del staff de la banda resultó gravemente herido al ser agredido por elementos de la guardia mayor presidencial. Bono y compañía juraron no regresar a México jamás, a menos que les ofrecieran una disculpa. Lo primero jamás sucedió, pero tras un periodo de ausencia, el grupo volvió a considerar a México en sus giras. Esto ya desde hace algunos años.

Bono durante el concierto de U2 en el Estadio Azteca (2011).

Fuimos héroes.

Anoche, durante su primer concierto en la capital azteca, el grupo demostró que sus lazos con México son más que fuertes. “Los mexicanos son unos héroes”, fueron las palabras de Bono, acompañadas de la bandera mexicana proyectada en las pantallas y de unos momentos, breves pero emotivos, para recordar a las víctimas y a los voluntarios que se convirtieron justo en eso: héroes. “México ha tenido unas semanas complicadas, les agradecemos que estén aquí”, dijo el cantante en otro momento del concierto que celebraba en estas tierras, el aniversario de The Joshua Tree, una de las obras cumbre del grupo, que ostenta un aura espiritual y hasta religiosa en su concepto. “Quiero sentir la luz del sol sobre mi cara. Ver que la nube de polvo desaparece sin dejar rastro”, reza una parte de la letra de Where the streets have no name, emblemático tema del álbum.

Canta y no llores.

Y así, el apoyo emotivo y las palabras de aliento continuaron toda la noche. Otro de los momentos especiales fue cuando Bono entonó algunas estrofas del que sin duda debe ser el himno no oficial mexicano: Cielito Lindo. Además, en otra parte del show, aparecieron referencias en las pantallas del escenario, de algunos iconos de la cultura popular mexicana de ayer y hoy: María Félix, Salma Hayek y Carmen Aristegui.

Ya el pasado 20 de septiembre, un día después del terremoto que asoló la capital mexicana y algunas ciudades del interior de la república, el grupo se había tomado una pausa en su concierto en Arizona para referirse a la tragedia y expresar su apoyo: “Fuerza México. Nuestras oraciones están con ustedes”. Pero anoche, en el primero de sus dos conciertos en la CDMX, The Edge, Adam Clyton, Larry Mullen Jr. y Bono, pudieron expresar frente a frente su apoyo a sus fans, como si estos fueran mensajeros para toda la nación. Previamente, U2 había anunciado que a través de la ONG Cadena, Live Nation y OCESA, donarían parte de las ganancias de su show para crear un fondo de construcción de viviendas para damnificados. Sí Bono, aunque seas amigo de los poderosos y sigas juegando golf con George W. Bush, sigues siendo para muchos un símbolo de aquel rock con compromiso social que ya parecía haber quedado en el olvido.

“Nunca se quiebren, México. Viva México”, fue otra de las frases emotivas que el cantante le dedicó a los miles de rostros que, pese al luto, quieren mirar hacia adelante. U2 se presentará el día de hoy en el Foro Sol de la CDMX en la segunda y última fecha de esta gira que aterrizó en un aún sensible país que sigue necesitando alivio.