Nuevo round para Stallone: va a dirigir 'Creed 2'

El actor, que no es ningún novato en la dirección, se pone a los mandos de la secuela protagonizada por Michael B. Jordan.

Por fin, algo bueno está pasando en Hollywood en este momento: Sylvester Stallone acaba de anunciar no solo que Creed —el spin-off de Rocky protagonizado por Michael B. Jordan— tendrá una secuela, sino también que será él quien la dirija. Es un agradable regreso a los primeros días de la franquicia, que presenta seis películas centrales de Rocky escritas por Sly, quien también dirigió cuatro de ellas.

Stallone anunció las noticias sobre Creed con una discreta publicación en Instagram, compartiendo una vieja foto suya con Jordan.
 

“Estoy deseando dirigir y producir al increíblemente talentoso Michael B. Jordan en CREED 2 el próximo año... ¡Un asalto más! #creed2 #mgm #fighting #workout #exercise #boxing”, escribió el lunes por la noche, perfeccionando el arte de #superfluous #hashtag [etiquetas superfluas]. Stallone no anunció quién estaría escribiendo el proyecto ni si el director de Creed, Ryan Coogler, estará involucrado.

Representantes de MGM, que produce la película, y Coogler no han respondido todavía a la petición de comentarios de Vanity Fair.

Teniendo en cuenta la obsesión desenfrenada que tiene Hollywood por las secuelas, parecía inevitable otra película de Creed. Rocky ha sido una lección formidable sobre cómo una franquicia puede durar décadas sin acabar con la fe de la audiencia, a través de interminables continuaciones, sin disminución en el rendimiento. (Looking at you, Transformers). Allá por el 2015, Creed infundió nueva vida a la franquicia de Rocky, que desapareció tras Rocky Balboa en 2006. Aquella película tuvo reseñas positivas, mientras los fans corrían a los cines para ver la que creían que sería la última película de Rocky, llevando a Balboa a conseguir una facturación de 155 millones de dólares.

Casi 10 años más tarde, Creed los presenta con un fascinante punto de partida —y un nuevo desvalido al que ayudar. El director Ryan Coogler, entonces un director independiente en ascenso gracias a su drama Fruitvale Station, era un eterno fan de Rocky y presionó a Stallone para que le dejara probar su idea para versionarla, centrándose en la historia de Adonis Johnson, el hijo del último Apollo Creed (protagonizado por Carl Weathers en la franquicia original). La película posterior fue casi un éxito universal entre los críticos, recaudando 173 millones de dólares en todo el mundo. También devolvió a Stallone al circuito de premios de la temporada de manera importante; recogió su primer Globo de oro por su papel (y rápidamente se olvidó de dar las gracias tanto a Coogler como a Jordan en su discurso de aceptación) y, también, fue nominado al Oscar por el mejor actor de reparto.

Desde el éxito de Creed, Coogler ha estado ocupado con otro pequeño independiente: La tan esperada adaptación de Marvel de Black Panther. Jordan ha anunciado planes para varios espectáculos para la televisión, incluyendo un drama en OWN y una serie de un superhéroe para Netflix. Mientras tanto, Sly firmó para una película con Jackie Chan y se paseó por el plató de This Is Us, visitando a Milo Ventimiglia—que hizo de hijo de Stallone en Rocky Balboa. Quizás ahora que el viejo boxeador está de vuelta, Sly reciba la visita de Balboa Jr., ya adulto, en Creed 2—añadiendo otra deliciosa capa al universo cinemátográfico de This Is Us-Rocky.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair USA.