El director anuncia que de alguna manera Star Wars: The Last Jedi se quedó corta

Rian Johnson afirma que se sentirá “eternamente avergonzado” por este proyecto.

Cuando se trata de películas de Star Wars siempre tenemos ciertas expectativas. Sabemos que veremos droides, naves espaciales, sables de luz, planetas desiertos, al menos una persona hablando de la Fuerza y al menos una que diga: “Tengo un mal presentimiento sobre esto”. Pero George Lucas también creó un estilo nuevo cuando realizó la trilogía original de la saga, gracias a un lenguaje visual propio conformado por aperturas lentas, soundtracks espectaculares y transiciones entre escenas mediante barridos (wipe transitions).

Ahora, Lucas no dirige ninguna de las películas de la nueva trilogía, pero cada uno de los directores intenta recrear su estilo visual. Rian Johnson, quien acaba de dirigir Star Wars: The Last Jedi, que se entrenará en diciembre, reveló esta semana que, a su pesar, su película solo contiene 12 de las transiciones características de la saga de Star Wars. En las wipe transitions, la toma de apertura de la siguiente escena aparece sobre la toma de cierre de la anterior.

Johnson reveló el número de transiciones de su nueva película —12— después de hacer una encuesta en Twitter en la que preguntaba a sus seguidores qué película de Star Wars creían que tenía el mayor número de éstas. La ganadora fue que Star Wars: The Phantom Menace, con 55. The Empire Strikes Back tiene 42; A New Hope, 31, y The Force Awakens, la primera de la nueva trilogía, solo cuenta con 14.
 

El tema de este recurso cinematográfico se ha convertido en una broma local entre los fanáticos de Star Wars. Ahora que esperamos las transiciones en cada película, es más divertido cuando no hay tantas. Seguramente Johnson ha sabido sacarle partido a sus 12 wipe transitions.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.