¡Feos, muy feos! Estos son los looks de las series de TV que tuvimos que soportar

Culpen a los de vestuario, pero estos actores pudieron lucir mucho mejor sin traicionar la esencia de sus personajes.

Etiquetas:

Los trajes de Miranda
Sex and the city

La única que no recibió el memo de que vivía en Nueva York fue ella. Si bien podía entenderse que con un hijo tendría menos tiempo para arreglarse, destacó por ser gris desde el principio. Quien le haya dicho que una abogada tenía que vestirse de forma aburrida, no conoció a Allie McBeal. Tuvo que terminar la serie para que en la película por fin luciera poderosa. 

Los estampados de Hannah
Girls

Como salida de una película vintage, pero sin el glamour que caracterizó a la protagonista de Girlboss. Ok, sabemos que a Hannah (Lena Dunham) no le importa lucir al último grito de la moda porque lo que más le importa es su intelecto, pero con aquellas decisiones nos llevaba a confirmar que era una fodonga o peor aún, que en cualquier momento podía convertirse en una loca asesina. 

Los tirantes de Screech
Saved by the bell

Una personalidad insoportable merecía el mismo tipo de atuendos. Sus camisas sicodélicas de por sí eran un castigo a la vista, pero fueron los tirantes los verdaderos culpables de nuestro desagrado. Si de verdad quería hacerse el chistoso, lo consiguió al parecer en cada episodio como un payaso de show. Aplausos para él por haber exprimido lo peor de la moda de principios de los 90. 

Las flores de Donna
Beverly Hills 90210

Mientras que Andrea (Gabrielle Carteris) llevaba unos moños en la cabeza -algo comprensible debido a la ñoña personalidad del personaje-, Donna (Tori Spelling) optaba por telas repletas de margaritas y girasoles para sus vestidos, tops y hasta sombreros. Parecía que Thalía, en plena fiebre de Amarillo azul, se había apoderado de ella. ¿Cómo vistieron a su versión Barbie? Exacto, con flores. 

La trusa de Lito
Sense8

No cabe duda de que Lito (Miguel Ángel Silvestre) es un gran actor y además, como buen adonis, agradecíamos muchísimo que se quitara la camisa en cada capítulo. Pero el que haya aparecido en varias ocasiones con una trusa en lugar de unos boxer briefs (aceptémoslo, son lo más sexy que un hombre puede llevar como ropa interior) nos apagó la llama. 

Los mix and match de Aria
Pretty Little Liars

Quien tuvo la responsabilidiad de vestirla en el show quiso que Lucy Hale saliera como si estuviera a punto de participar en el reboot de algún video de Madonna de los 80. La mayoría de sus atuendos no tenían pies ni cabeza, eran sobrecargados y además exageraba en los accesorios solo porque sí, pues nunca tuvieron un fin mas que el de hacernos pensar: “¿A quién se le ocurre?”.

El estilo de Lynette
Desperate Housewives

El mismo caso que Miranda, aunque difícil de entender cuando sus vecinas cuidaban hasta el último detalle de su arreglo y también tenían un hogar que procurar. Con camisas extragrande (tal vez de su esposo Tom) y los famosos mom jeans, en realidad nos demostraba que por lo que más estaba desesperada era por un buen -o mínimo, modesto- guardarropa.