Ni siquiera en el espacio podemos olvidarnos de Donald Trump

'Star Trek: Discovery' incluirá una alusión alegórica sobre las elecciones de 2016, pero ¿eso quieres los espectadores?

Etiquetas:

Es oficial: la presencia de Donald Trump es tan fuerte, que ni siquiera un viaje al espacio puede salvarnos de su inmensa ira. Star Trek: Discovery, que se estrenará el 24 de septiembre en CBS All Access, aparentemente incluirá un guiño alegórico a las elecciones que no podemos dejar de aludir ni en la ficción ni en la vida real.

“La alegoría es en lo que realmente estuvimos trabajando en la época en que tuvieron lugar las elecciones", comentó Aaron Herberts a Entertainment Weekly. "Los klingons nos ayudarán a ver ciertas cosas de nosotros mismos y de nuestro país. El aislacionismo es todo un tema, así como la pureza racial. Los klingons no son el enemigo, pero tienen una perspectiva distinta de las cosas. Y ello genera preguntas importantes: ¿Debemos dejar entrar a la gente? ¿Queremos cambiar? Y también existe la cuestión de si solo por ofrecerle la mano a alguien, tiene que tomarla? Algunas veces no quieren hacerlo. Ha sido interesante ver cómo los tiempos se han convertido en un espejo más de lo que pensábamos que pudieran ser”.

Además de aparentemente representar a los seguidores de Trump mediante los klingons, la serie también alude, en cierta medida, a la batalla nuclear de Trump y Corea del Norte, la cual, según Haberts comunicó a E.W., también tenían en mente al crear la serie. “Lo que comenzó como una crítica a nuestra nación dividida —en términos de quienes apoyan a Trump y quienes no— ha llegado al tema de Corea del Norte y la situación en la que nos encontramos. Estados Unidos es el lugar en donde se encuentra Starfleet en el primer episodio, y no podíamos haberlo anticipado. Pero, ¿cómo poner fin a un conflicto en el que ambos lados tienen opiniones tan firmes?

Muy bien, lo entendemos. Star Trek siempre ha abordado temas sociales y políticos, así que existen precedentes. De todos modos, ¿realmente necesitamos más programas de televisión que den su opinión sobre las elecciones y sobre la situación política ampliamente? The Handmaid’s Tale se convirtió en una crítica no intencionada sobre los Estados Unidos de Trump, a pesar de que sus creadores pensaban de Hillary Clinton ganaría las elecciones. Ryan Murphy desaprovechó una de las mejores ideas que tuvo en años al tratar de hacer una declaración política. En este punto, hasta House of Cards parece un innecesario y desagradable recordatorio de la situación actual de la unión. En un momento en el que una gran cantidad de televidentes pasan una buena parte de sus días sofocándose en un grito existencial, ¿realmente necesitamos más televisión que lleve a Donald Trump a donde no pertenece? Si no podemos escapar del 2017 en el espacio —a cientos de años de distancia—, ¿en qué parte del universo podemos estar seguros? En donde sea que esto ocurra, llévanos ahí, Scotty.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.