Mon Laferte: Crónica de un triunfo anunciado

El ascenso de la cantante se vio coronado en la entrega del Grammy Latino en Las Vegas, cuando recibió su primer galardón. Sí que se vale llorar (de alegría), Mon.

Aunque el coqueteo de la cantante con el codiciado premio ya había comenzado en 2016 cuando  tuvo que irse de las manos vacías de la premiación, anoche, el romance con el Grammy se consumó y la artista sensación del año (escándalos aparte), se llevó el premio a Mejor Canción Alternativa con Amárrame, su dueto con el colombiano Juanes. Residente, El Cuarteto de Nos, Danay Suárez y Sig Ragga se quedaron el camino. El resto de la cosecha fue estéril en las otras cinco categorías en que estaba postulada (tenía a Café Tacvba enfrente), pero para la artista, nada arruinaría la emoción del primer Grammy.

Fue durante la premier previa al show principal, que Juliana Gattas y Ale Sergi de Miranda! anunciaron que Amárrame de Mon Laferte era la canción ganadora. La chilena, con una gran sonrisa, caminó emocionada hacia el escenario a recibir su premio. “Es mi primer Grammy Latino, se vale llorar la primera vez”, dijo entrecortadamente antes de su pequeño discurso de agradecimiento pronunciado entre lagrimas de emoción. ¿Por qué llora Mon? Para la cantante que tocaba en el Metro de la ciudad de México, que animaba fiestas infantiles, que cantó en diversos proyectos fallidos (incluso uno de heavy-metal) y que tuvo que emigrar de Chile para comenzar desde cero, debió ser muy significativo recibir el reconocimiento y voto de “sus colegas” (como ella misma se refiere). Además, la cantante es de lágrima fácil y es común verla llorar en pleno concierto cuando interpreta sus sentidas canciones de amor y desamor.

Hace días durante una conferencia de prensa donde presentó su disco La Trenza, la cantante se vio envuelta en la polémica al defender su particular postura feminista frente a una pregunta tachada de misógina. El hecho dividió opiniones; incluso algunos detractores cobijados tras el anonimato del internet organizaron una hipotética marcha (de broma, que no deja de ser agresiva) en redes sociales para supuestamente, expulsar a la cantante de México.

Hoy, los astros se alinearon para la cantante y su noche perfecta se coronó con una glamurosa presentación posterior en la misma ceremonia donde, acompañada de su banda, demostró por qué Amárrame la hizo volar hasta la estratósfera…y hasta su natal Chile, donde los ecos de su premio llegaron triunfales y la presidenta Michelle Bachelet, la felicitó a través de Twitter, reconociendo su "creatividad y tesón”. Mon Laferte es la primera cantante chilena que recibe el Grammy Latino, por lo que su triunfo ha sido histórico, emocionante y definitivo para sus pretensiones. ¿Hasta dónde llegará? Por lo pronto, ya dio otro gran salto para despegar del suelo.