Las referencias y flashbacks de 'Stranger Things 2'. Vol. 2

Seguimos con el análisis de cada episodio de la segunda parte de la serie de Netflix. Te advertimos que hay spoilers, hasta de los que no te habías percatado.

Episodio 6

El pelazo de Farrah: En la alfombra roja, el actor que interpreta a Steve, Joe Keery, ha señalado a la genética como responsable de su increíble cabellera. Pero en la serie podemos agradecer su increíble apariencia al champú y acondicionador orgánico Fabergé. Aunque Steve menciona a la impecable Farrah Fawcett (Fabergé había sacado una laca con su nombre), fue la similarmente rubia y genéticamente afortunada Heather Locklear quien representó a la marca en un anuncio televisivo de 1984 donde animaba a los espectadores a hablarle a sus amigos sobre los productos Fabergé. Misión cumplida, Steve.

Entre Carpenters y Kings: No está claro si aquí Stranger Things hace referencia al clásico de terror de 1980 La niebla (the fog) de John Carpenter o a la historia, también de 1980, de Stephen King La niebla (the mist). El hecho de que los Demoperros y el Monstruo Ssombra se parezcan muchísimo a los espeluznantes bichos prehistóricos que aparecen en La Niebla de King le da a este último la ventaja.

"Chica lista": Claro, 1984 es demasiado pronto para las referencias a Parque Jurásico. El libro de Michael Crichton salió en 1990 y la película en 1993. Pero no son las últimas referencias jurásicas que tenemos esta temporada, ni tampoco las más obvias. Incluso el hecho de que Steve casi sea atacado desde un lado mientras se concentra en el Demoperro que tiene delante: es la clásica táctica de caza del Velociraptor.

"Mantengan la calma": Hablando de referencias manifiestas a las películas que aún no se han publicado, es difícil ignorar la alusión a Aliens (1986) cuando los chicos del laboratorio Hawkins bajan a las cavernas para cazar criaturas.Tanto en esa película como en este episodio, Paul Reiser está observando de cerca y ansiosamente en un monitor granulado mientras sus luces montadas en el hombro atraviesan los túneles oscuros y brumosos. Si quedaba alguna duda de que esto es una referencia tan contundente como puede serlo, uno de los chicos del laboratorio aconseja a las tropas que permanezcan alerta con una de las frases icónicas del Cabo Hicks (Michael Biehn).

Esa cosa que haces: Prometí más clásicos de horror y aquí los tienes. Cuando un monstruo puede parecerse a una de sus víctimas, puede espiar planes. Eso es lo que hace que el demonio titular en La cosa (1982) de John Carpenter sea un reto enorme para derrotar, y por qué Mike y el resto son sorprendidos cuando Will lleva a los hombres de Hawkins a una trampa. La forma en que Will estaba infectado (con los zarcillos de humo invadiendo todos los orificios) recordó los tentáculos de aquel monstruo saltarín de 1982. Joyce incluso repetidamente llama a lo que hay dentro de su hijo “esa cosa”.

Episodio 7

Un flashback mucho más reciente: No tienes que ir muy atrás para descubrir por qué Once llamó a ese forastero de Chicago “bocazas” con tanto gusto. Es un insulto que Mike le enseñó en la primera temporada. Por lo tanto, más sutil que las referencias a los gofres Eggo o a Barb pero, aún así, un agradable detalle de world-building.

 

¿Quién es este Punk?: Un hecho divertido: el concurso Supermarket Sweep se celebró a mediados de los años 60 y después desapareció para regresar con una venganza en 1990. ¿Eso significa que este idiota está citando un...concurso con décadas de antigüedad? Raro.

 

De Punk a Punky: Cuando Eleven y su “hermana” tanto tiempo perdida invaden la casa de alguien que puede ayudarlas a desbloquear su pasado, encuentran al hombre viendo solo y patético Punky Brewster (1984-1988). Dado que la base de fans de Stranger Things es más joven, me detendré aquí para destacar que Punky Brewster era una serie sobre una chica joven y abandonada (Punky) que finalmente es adoptada por un hombre gruñón y mayor. ¿Suena familiar? Los hermanos Duffer profundizaron aún más en la comparación de Eleven al desenterrar un episodio en el que Punky habla de ir al médico y ser atormentada por una aguja gigante. No es de extrañar que ese tipo que está viendo la tele (interpretado por el gran Pruitt Taylor Vince) parezca tan culpable.

Episodio 8

"¿Y los circuitos?": Bueno, no hay nada más claro, en cuanto a referencias, que usar exactamente el mismo texto. Tanto el Sheriff Hopper (David Harbour) como Muldoon (Bob Peck) de Parque Jurásico tienen curiosidad por saber a cuántas bestias tendrán que evitar para volver a encender las luces y conectar las cerraduras de la puerta.

 

"Ábrete sésamo": Y mientras hablamos de las cerraduras de las puertas, brindemos un par de alegrías a Bob Newby (Sean Astin) por interpretar el papel de Lex (Ariana Richards) de Parque Jurásico y hacer que esas cerraduras funcionen de nuevo. A diferencia de Lex, el pobre Newby no llegó al final.

Episodio 9

Niñeras en problemas: Steve se autodesprecia un poco cuando se llama a sí mismo “una niñera increíble”, pero, acuérdate, los años ochenta fueron los de las niñeras. Comenzando con Laurie Strode de Halloween (1978) y continuando con la serie de libros El club de las canguro (publicada en 1986), Canguros en apuros (1987) y terminando alrededor de 1991 con No le digas a mamá que la canguro ha muerto, las niñeras tuvieron un lugar prominente en la cultura pop durante una década. Así que estás en buena compañía, Steve.

 

Nunca digas “morir”: Stranger Things salvó a Sean Astin de las tonterías de Los Goonies, pero no podemos dejar de pensar en la película de Richard Donner de 1985, cuando los chicos (y Steve) se quedaron atrapados bajo tierra. Steve incluso llega a llevar el mismo pañuelo rojo que Josh Brolin (otro rudo cuidador) en Los Goonies.

 

Exorciza diariamente: Nuestra penúltima referencia viene por cortesía de El exorcista de 1973, en la que una niña endemoniada llamada Regan (Linda Blair) golpea a su madre (Ellen Burstyn). A Joyce no le va mucho mejor una vez que un Will poseído consigue liberar una mano a poca distancia de ella.

Maldito: Nuestra última historia es de 1984: Indiana Jones y el templo maldito, en el que un preocupado Tapón (la estrella de Los Goonies Jonathan Ke Quan) quema a su “mejor amigo” Indy (Harrison Ford) para que recupere la cordura. Tal vez inspirada por esa película (estrenada en mayo de 1984), Nancy quemaba a una poseído Will con un atizador ardiente en su costado y, lo adivinaste, saca al demonio que lo poseía directamente por la puerta.

 

Estrictamente profesional: Aceptaré que este es un poco exagerado, pero es difícil para mí mirar a una niña letal y a su protector masculino de mediana edad y no pensar en Léon, El profesional (1994), de Luc Besson. Tal vez podamos culpar a las comparaciones recurrentes entre Millie Bobby Brown y la joven Natalie Portman.

 

Nosotros no comenzamos el fuego: Hablando de mujeres jóvenes letales, ¿cómo puedo ver a Once rodeada de llamas resolviendo los problemas a punta de telequineses y no pensar en Drew Barrymore en Ojos de fuego de 1984? Claro que hay otras comparaciones que podríamos hacer (la Fénix Oscura de los X-Men, tal vez), pero ésta referencia estaba hasta en la campaña de lanzamiento de la serie.

 

El efecto Duckie: Es posible que el pobre Dustin no consiga a la chica en el gran baile, pero, como el Duckie de Jon Cryer en La chica de rosa (1986) antes (o después) de él, sí consigue una chica. Nancy siente lástima por el amigo de su hermano y le saca a bailar. Duckie, por su parte, tiene un momento mucho menos platónico con una joven Kristy Swanson. De cualquier manera, ambos jóvenes bordan del todo ese pelo engominado.

Para leer el Vol. 1 de este análisi de Stranger Things 2 haz click aquí.

* Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.