Las musas desconocidas

Al lado de cada gran artista, hay una fuente de inspiración femenina. Te presentamos a 7 mujeres que dieron lugar a auténticas genialidades en el cine, la música y la cultura pop.

Bhavna Vaswani y M. Night Shyamalan

El cineasta recientemente revitalizado por el éxito de Fragmentado (aún en cartelera), ha confesado varias veces que su fuente de inspiración es…su esposa. Pero no pensemos mal, no es que sus historias de terror y suspenso estén basadas en su vida de casado. Su querida conyuge Bhavna Vaswani, es una activista y defensora de los derechos humanos quien además, es quien escucha con atención las historias que su creativo esposo le cuenta que pretende llevar a la pantalla grande. Ella a veces le da ideas que el director suele convertir en esos guiones que tanto éxito le han dado. Por si fuera poco, la esposa del director de Sexto Sentido es (según su twitter) instructora de zumba. ¿Dónde nos inscribimos?

musas desconocidas 2

Olivia y George Harrison

Todo mundo habla de Yoko, de Linda McCartney o hasta de Pattie Boyd (quien inspirara una canción de Eric Clapton tras un triángulo amoroso con el mismo George Harrison), pero tenemos que mencionar a Olivia Harrison, la viuda mexicana de George oriunda de la Ciudad de México. Olivia sirvió de inspiración para los últimos discos del ex guitarrista Beatle, y además, fue a ella a la que Harrison le escribió a su esposa una de sus canciones más sentimentales: Beautiful Woman. (Ya olvidémonos de Something por un rato).

musas desconocidas 3

Paz Gómez y Prince

En la navidad de 1993, Prince lanzó una convocatoria para encontrar a “la mujer más hermosa del mundo”. O al menos su modelo para la canción del mismo título (The Most Beautiful Girl in the World). El artista seleccionó a Paz Gómez, una guapa española en la que el músico encontró la respuesta que tanto lo atormentaba “¿Quién es la mujer más hermosa del mundo?”. En realidad, al final fueron cuatro las seleccionadas para aparecer el video-clip de dicha canción, pero el haber sido inspiración de Prince, nadie se lo quita.

Cecilia Amenábar y Gustavo Cerati

Gustavo Cerati solía inspirarse en las mujeres de su vida para sus canciones más delicadas. Amor Amarillo, su primer disco como solista, está totalmente inspirado en su vida al lado de la súper modelo chilena. Según entrevistas de la época, el titulo del álbum viene porque “ámbar” viene del color “amarillo”, palabra que tiene que ver con el apellido de su musa Cecilia. Además, remite a una ocasión en la que ambos compraron unos collares color amarillo en las playas de Tulum, México. En esa misma época, Cerati invitó a su entonces esposa, embarazada, a cantar en la canción Te llevo para que me lleves y salir a cuadro en el respectivo video.

Suze Rotolo y Bob Dylan

Si bien Dylan tuvo varias musas, cabe destacar a la chica que aparece en la portada del LP The Freewheelin’ Bob Dylan de 1963. En esa foto, el músico ganador del Nobel de Literatura, rompió con los paradigmas de la época al mostrarse como un artista despojado de su aura de naciente divinidad, caminando casual por la calle con su novia (muchos años antes de que Lennon posara desnudo con Yoko). La chica que camina junto al joven Dylan, y que además inspirara algunas de las primeras canciones del artista, se llamaba Suze Rotolo y en ese entonces tenía 17 años. La ex musa, quien falleció en 2011 en brazos de su esposo (que claro, no era Bob), fue descrita alguna vez por el artista como poseedora de “una sonrisa que podía encender una calle llena de gente”. Según Dylan, Suze era “una escultura de Rodin llevada a la vida”.

musas desconocidas 4

Kate Capshaw y Steven Spielberg

Un casting ochentero fue el escenario en que Steven Spielberg, el famoso director de cine conoció a quien sería la co-protagonista de su película Indiana Jones y el Templo de la Perdición (al lado de Harrison Ford) y futura esposa. No por nada, Steven eligió entre más de 120 candidatas a la guapa KateCapshaw; “su motor y fuente de inspiración”, como ha declarado el cineasta.

musas desconocidas 5

Edie Sedgwick y Andy Warhol

“Vive de prisa, muere joven y deja un bonito cadáver.” Esta frase — atribuida erróneamente a James Dean—, resume perfectamente la corta existencia de Edi, la musa más famosa de Andy Warhol. Además de inspirar varias películas y gran parte de la obra del artista del pop art, Edie conquistó a la escena artística de la época, convirtiéndose en la “Reina” de la factoría Warhol y protagonizando varias de las películas de este dandy de la cultura popular. Su prematura muerte a los 28 años (no sin antes haber cautivado a Bob Dylan y a toda la escena fashion de Nueva York), la dejó prácticamente en el olvido.

musas desconocidas 6