'Ladies night!' O lo que es lo mismo, los Emmy 2017

Tenía que pasar y –por fin- sucedió. Las mujeres dominaron la pantalla chica y la ceremonia de lo mejor a la televisión.

Nadie lo dijo mejor que Reese Witherspoon: “Este ha sido un gran año para las mujeres en la televisión”. Y vaya que celebraron durante los Emmy 2017 entre máximos reconocimientos y discursos contundentes, audaces e inspiradores (llevándose Nicole Kidman la mención honorífica). Incluso, aquellas figuras que normalmente no son foco de atención popular (hablamos del talento detrás de cámaras, o sea, las directoras/escritoras) tuvieron su bien merecido momento.

Comencemos con el de Lena Waithe, quien al lado de Aziz Ansari, se llevó el galardón por mejor guión de comedia (Master of none) y se convirtió así en la primera mujer afroamericana en obtenerlo. Y si esperábamos uno que otro chiste como agradecimiento, aprovechó su tiempo para recalcar la importancia de una sociedad diversa: “Las cosas que nos hacen diferente, en ellas radican nuestros superpoderes (…), el mundo no sería tan hermoso como es si no estuviéramos en él”.

La fiesta continuó de la mano de la categoría de mejor dirección en una serie dramática. A diferencia de ediciones pasadas, veíamos a tres féminas compitiendo. Sin embargo, la probabilidad de que ganara una de ellas no era alta –se enfrentaban a cuatro hombres-, pero fue Reed Morano, por su trabajo en The handmaid’s tale, la que saboreó las mieles del triunfo. Según Deadline, Morano es ahora la tercera directora en conseguir esta victoria después de Mimi Leader con ER en 1995.

Otra ganadora que también hizo historia fue Julia Louis-Dreyfus. La veterana en esta entrega ha impuesto récord del mayor número de premios (6) por interpretar al mismo personaje, la disparatada Selina Meyer en Veep. Como ya es costumbre, no podía dejar pasar la oportunidad de burlarse de Donald Trump: “Contábamos con una historia sobre destitución (para la próxima temporada), pero la abandonamos porque teníamos miedo de que alguien más se nos adelantara”. Ojalá que además de tener tan buen sentido del humor, tenga voz de profeta.

Lena Waithe

Siguiendo con el "antitrumpismo", un trío que no ganó estatuilla, pero sí la ovación del público fue el conformado por Lily Tomlin, Dolly Parton y Jane Fonda. Más allá de presentar al mejor actor de reparto en una serie limitada, las estrellas de 9 a 5 aprovecharon su reencuentro para recordarnos que hay cosas que –afortunadamente- no cambiarán. Fonda comenzó: “En 1980, en esa película, nos rehusábamos a ser controladas por un sexista, ególatra, mentiroso, hipócrita fanático”, y Tomlin concluyó: “Y en 2017, seguimos rehusándonos a ser controladas por un sexista, ególatra, mentiroso, hipócrita fanático”.

Dos de las contiendas más reñidas e importantes (no por nada se presentan casi al final de la velada) son justo las que conciernen a las leading ladies. Mientras que Nicole Kidman venció por su papel de Celeste Wright en Big Little lies, fue Elisabeth Moss quien se coronó con su protagónico en ‘The handmaid’s tale’. Los mensajes de agradecimiento de ambas fueron llegadores. Kidman enfatizaba en una grave problemática social; Moss homenajeaba a su propia Mujer Maravilla, su madre: “Eres valiente, fuerte y lista, y me has enseñado que puedes ser gentil y f**king badass”.
Para cerrar con broche de oro, los máximos laureles de Big little lies y The handmaid’s tale (mejor serie limitada o película para televisión y mejor serie dramática, respectivamente) demostraron –de nueva cuenta- que las mujeres unidas son mucho más fuertes sino implacables. A esta noche nos remitimos.

Las emocionantes palabras de Nicole Kidman durante los Emmys