El nuevo actor de 'Juego de tronos' arruina una divertida teoría de los fans

El casting para la octava temporada incorpora al actor alemán, y 'vikingo', Marc Rissmann.

Etiquetas:

HBO y Juego de tronos hacen grandes esfuerzos para mantener los secretos de la temporada octava (y última) bajo secreto. La estrella de la serie, Nikolaj Coster-Waldau, llegó a afirmar que no recibiría ningún guión. En su lugar, dijo, el reparto tendrá sus textos metidos en auriculares.
Pero los fans más antiguos saben demasiado bien que no se debe creer a un Lannister, especialmente a uno famoso por trolear a los lectores con una falsa pista, extraña y completamente inventada, sobre un pato, solo por pura diversión. Además, el actor Liam Cunningham ya ha reconocido que recibió los seis guiones para la temporada 8, aunque bajo llave. El caso es que Juego de tronos se está tomando muy en serio el secreto en torno a su producción, cada vez más llena de fugas.

Pero hay una fuente de información que siempre ha sido especialmente difícil de controlar: el casting.
Las noticias sobre nuevos papeles en la serie tienen que hacerse públicas durante el proceso de casting y, en el pasado, los fans, ansiosos de información, han sido capaces de encajar una pista o tres. Lo que nos lleva a la temporada 8 y a las noticias, no solo de un nuevo papel basado en los libros, sino también de qué actor ha sido elegido para protagonizarlo.

La web Watchers on the Wall fue la primera en informar de que la producción estaba buscando actores para nuevos personajes, incluido "un mercenario, de edad comprendida entre los 35 y los 50 años. Se le describe como de tipo militar, autoritario, en forma, cool y carismático. Aparecerá en dos episodios de la temporada 8. El papel requiere que sepa montar a caballo”.

Los Watchers rápidamente supusieron que este personaje podría ser el líder del ejército de mercenarios que Euron Greyjoy fue a buscar para Cersei, al final de la temporada pasada, para ayudar a igualar las oportunidades de la corona contra Daenerys, sus dos dragones y todos los demás. Los Watcher confirmaron sus sospechas el lunes con la noticia de que le han dado el papel de Harry Strickland al actor alemán Marc Rissmann. Dado su trabajo tanto en la serie vikinga The Last Kingdom como en la fantasía postapocalíptica Into the Badlands, Rissman (con su propia barba) está listo para unirse al reparto de Juego de tronos.

El apuesto y joven Rissman no coincide en absoluto con el corpulento, casi calvo y cobarde Harry Strickland de los libros. Pero no sería la primera vez que la serie le hace un importante cambio –físico o de personalidad– a los personajes del libro. Strickland es, sin duda, el líder de ese ejército, la Compañía Dorada, así que esta noticia, desgraciadamente, destruye la divertida y descabellada teoría de los fans en la que el grupo mercenario llegaría al Desembarco del Rey en la temporada 8 solo para que el líder se quite el casco y deje al descubierto... al desaparecido amante de Dany, Daario Naharis.

No estamos diciendo que Daario no regrese en la próxima temporada, pero si lo hace, no será de esta precisa y sorprendente manera.

También es posible que la Compañía traicione a Cersei para seguir a un líder Targaryen. Según el trasfondo en los libros, parece que es hacia donde Strickland y el resto podrían dirigirse en Danza de Dragones.

MÁS ESPECULACIONES

Pero, realmente, ¿qué papel puede tener el personaje de Strickland en el desenlace? El mismo Liam Cunningham señaló a TV Guide que mientras que su personaje, Daavos, puede tener una esposa que no hemos visto durante toda la serie, no hay espacio para un personaje del libro como Mayra Seaworth en la temporada final. “No creo que eso vaya a pasar”, dijo Cunningham. “Nos quedan seis episodios, y vamos acelerados hacia la Tercera Guerra Mundial en Westeros. La presentación de mi extraordinariamente bella esposa me imagino que no se va a ver”.

La búsqueda de una “chica del norte, de 16 años” y “un niño del norte, de 10 años” para aparecer en “una escena muy importante con los miembros principales del reparto” inició el año pasado un montón de especulaciones sobre argumentos abandonados de los libros y la Casa Karstark. Pero, al final, dio poco más que breves cameos. Incluso el fichaje tan publicitado de Jim Broadbent, aunque divertido, no añadió mucho. La serie no puede permitirse añadir personajes ahora, cuando está tan centrada en quitar cosas.
Aun así, según el casting original para Strickland, se supone que el personaje aparecerá en dos episodios de la temporada 8. Puede no parecer mucho pero, visto de otro modo, suponen exactamente un tercio de los episodios restantes de Juego de tronos.
También está la posibilidad de que, además de atar los ocho años de la saga, la temporada final tenga que sentar las bases para las futuras propuestas de spin-offs.

Con la temporada 8 rodando hasta el próximo verano y el presidente de HBO explicando a Variety que la mayoría del “fantástico grupo de escritores y talentos” [que está] trabajando en nuevos programas “ha vivido dentro del ecosistema de Tronos” y “están muy, muy familiarizados con sus entresijos”, brota la esperanza eterna de que entre todos los dragones, zombies, traiciones, incestos y lobos, Juego de tronos tenga hueco para descorrer el telón de las continuas aventuras que vendrán.

En otras palabras: no contengas la respiración para que un nuevo personaje como Harry Strickland termine sentado en el Trono de Hierro.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair USA.