Gloria Gaynor, la emperatriz disco.

Sobreviviente y monarca de una era musical, entrevistamos a la cantante y recuerda a Michael Jackson, el esplendor de Acapulco y cómo sorteó a los detractores de la música disco.

El 12 de julio de 1979 en el estadio Comiskey Park de Chicago tuvo lugar un extraño episodio en el que miles de vinilos de música disco fueron quemados y destruidos. Se trataba de la Disco Demolition Night, una masiva declaración de principios que manifestaba la muerte del género. ¿Quién podría sobrevivir a esto? Gloria Gaynor, claro está, porque la estrella más grande que había dado el estilo rebasaba cualquier etiqueta. “Lo recuerdo. Un grupo de personas infelices con su popularidad quemaron los elepés. Si no les gustaban pues que no los compraran”, explica a Vanity Fair con cierto enojo.

Un año antes, había estrenado la que sin duda es su canción más emblemática I will survive, himno de la época de las grandes esferas de espejos y que aún causa furor en cualquier fiesta respetada. Como aquella del 2001 en la que Michael Jackson celebraba 30 años como solista. Por supuesto, Gaynor fue convocada. “Lo vi más feliz que nunca. Me llamó al día siguiente para decirme que le había encantado que le dedicara el tema”. Recientemente, la misma canción fue una advertencia —en video— que una veintena de actores —Emma Stone, Natalie Portman, Matthew McConaughey... — lanzaron a Donald Trump ante su arribo a la presidencia. Prueba de que la reina sigue dando de qué hablar con sus temas clásicos, pero publicando nuevas canciones. También ofrece conciertos alrededor del mundo. Su gira Greatest Hits Tour le obliga a parar en México este mes. Pero a nuestro país le ancla más que la música. Entre los 70 y los 80 hizo de Acapulco su hábitat, en la era en que el puerto era de lo más glamuroso del orbe. “Recuerdo esos tiempos como algo maravilloso. La ciudad tenía todo el estilo”.

Ese no se ha esfumado de sus presentaciones y la del 7 de septiembre promete ser única: coincide con su cumpleaños. En su posición de monarca del disco solo exige un presente: que los mexicanos le introduzcan a Las Mañanitas. “¿Una canción como Happy Birthday? Espero que la gente pueda cantármela en el show”. Forma sencilla de retribuir a la monarca responsable de mantener con vida el movimiento disco. She will survive! 

*Artículo publicado originalmente en la edición de septiembre 2017.