Gael contra la muerte

El actor salta al cine animado y presta su voz para 'Coco'. A propósito de su estreno mundial en el FICM, el astro habla los problemas de la humanidad que se resuelven en México.

Gael García Bernal porta en la mano lo que parece ser una yerba mate y cubre su mirada con unos lentes de montura oscura y con cierto aire retro, como si fuera un intelectual antiguo, de esos que están a punto de iniciar una revolución por lo justo. “Son mi disfraz”, aclara. “Con ellos no necesito más para pasar desapercibido”. Protagonista de la nueva película de Pixar, Coco, García Bernal ha estelarizado filmes en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, España, Francia y por supuesto Estados Unidos. Allí se ha convertido en un activo embajador de nuestro país. Sabe que su discurso tiene eco y es consciente de que su posición privilegiada le permite enviar al mundo mensajes poderosos.

Debe haber sido emocionante haberle puesto voz a Héctor, el protagonista de Coco, y pensar que tus hijos, Lázaro y Libertad, más adelante van a verla.
¿Más adelante? Ya pronto, porque se la pasan viendo esas películas y yo las veo con ellos. Ha sido muy estimulante que me llamara Pixar. Sus filmes son, cinematográficamente, los más aterrizados de los últimos años.
 

¿Tuviste algo que ver con el hecho de que la premier mundial sea en México en el Festival de Cine de Morelia?
Quizá tangencialmente. Siento que les parecería un absurdo no estrenarla aquí porque es una cinta que sucede en nuestro país. Que está inspirada en nuestra cultura y en la que agarraron las diferentes anécdotas, colores y narrativas que existen alrededor del Día de Muertos.

¿Le temes a la muerte?
Con los años le he ido perdiendo bastante el miedo. Reflexiono mucho sobre toda la muerte que sucede a nuestro alrededor. El miedo debería ser curiosidad. Pero se ha vuelto algo tan grande que ha perdido esa indagación divertida, esa curiosidad infantil sobre una preocupación seria. ¿Qué pasa con la memoria, con el recuerdo de alguien que ha fallecido? Me parece interesante que el cine de animación lo plantee porque es una pregunta que se hacen los niños. Hay una tesis interesante que Coco recupera. Existe el concepto de la segunda muerte, cuando estando muerto se olvidan de ti. Es romántico pensar que un difunto puede llegar a sentir: “¡Ay, que no me olviden”.

GaelGarciaBVF

Mientras hablamos la lluvia azota los muros del Anahuacalli. Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez, Diego Rivera, construyó esta pirámide después de la desaparición de su querida Frida Kahlo en 1954 con el deseo de mantener viva su memoria. Es un monumento a la memoria. A no dejar que el olvido ocupe el espacio del recuerdo. Y un edificio sobre la muerte.

¿Nos estamos acostumbrando a la muerte violenta?
Exacto, nos estamos acostumbrando. Tenemos que pensar hacia dónde vamos a ir, cómo vamos a mejorar las cosas, cómo podemos cambiar, cómo podemos salvarnos.

Pareciera que nuestra mejor carta en el extranjero sigue siendo el Día de Muertos, el mariachi, el narcotráfico, la corrupción y la violencia.
México es la colmena más generosa que hay culturalmente, artísticamente. Vivimos un momento impresionante, quizás porque se están resolviendo muchos problemas. Discutimos de cosas muy importantes para la humanidad aquí en México. Estamos en el centro de donde todas las reglas del mundo están puestas en juego. Se están sublevando estructuras que no están funcionando. México no es una cultura estancada. Estados Unidos lo es. Para Estados Unidos la película va a ser muy interesante. Como el Gobierno habla tan mal de los mexicanos, mucha gente piensa así. Ganó el tipo y esa fue una de las cartas principales de su candidatura.

Hace tiempo te escuché hablar sobre la necesidad de debatir sobre la legalización de las drogas.
México tiene que legalizar, seguramente primero deba descriminalizar. Hay que legalizar la marihuana, porque es realmente ridículo que esté a la par que las drogas fuertes. Sobre estas hay que debatir con más información acerca de sus efectos en la salud. Que salga a la luz de una vez por todas el hecho de que Estados Unidos es el mayor consumidor y nosotros somos los que surtimos. Y que tenemos un problema de criminalización muy fuerte por esto. Tenemos que tomar cartas en el asunto desde nuestras trincheras y no esperar a que ellos lo resuelvan.

Lee la entrevista completa en nuestra edición de octubre.