El papel que Leonardo DiCarpio nació para interpretar

La próxima película del ganador del Óscar será una obra de arte.

Etiquetas:

Por fin se cumple una antigua profecía. Después de décadas de arduo trabajo y eventualmente ganar un Óscar, Leonardo DiCaprio finalmente rinde homenaje a su tocayo mediante la realización de una película biográfica de Leonardo da Vinci, de acuerdo con Variety.

Paramount venció a Universal en un acuerdo el sábado, quedándose con la obra maestra. DiCaprio protagonizará y producirá el proyecto con el respaldo de Appian Way. El filme estará basado en el libro homónimo de Walter Isaacson, el cual saldrá a la venta en octubre. Isaacson, como recordarán, también escribió la biografía de Steve Jobs en la que se basó la película de Aaron Sorkin en 2015.

Leonardo da Vinci

DiCaprio es perfecto para el papel, no sólo porque lo llamaron así en honor a Da Vinci. Se dice que su madre eligió su nombre mientras miraba una pintura de Da Vinci en la Galería Uffizi, en Florencia, Italia, en 1974, y sintió una patada del bebé en el vientre. Incluso entonces, el embrión de la superestrella sabía su destino: “¡Algún día haré una película biográfica de este hombre!”

Esto es lo más italiano que DiCaprio podría hacer, además de protagonizar otra película de Martin Scorsese. Aunque, como dato curioso, DiCaprio nunca ha interpretado a ningún italiano o italoamericano en las citas de este director. En vez de ello interpretó a un irlandés sediento de sangre —Amsterdam Vallon, en Pandillas de Nueva York— y a un sureño paranoico —Billy Costigan, en Los infiltrados—.

De alguna manera, toda la carrera de DiCaprio lo ha conducido al momento de interpretar a Da Vinci, ¿no es cierto? Además, el territorio de la película se encuentra en plena madurez, tomando en cuenta que Hollywood nunca ha producido una jugosa y prestigiosa biografía de Da Vinci para la pantalla grande (aunque Starz realizó la miniserie Da Vinci’s Demon, en 2013). Ha llegado el momento de que surja una película sobre Da Vinci que esté a la altura de sus obras maestras, y DiCaprio es el Medici moderno adecuado para lograrlo. Es hora de que comience a practicar el arte del dibujo y de la escritura especular.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.