El director de Call Me By Your Name quiere hacer una segunda entrega

Luca Guadagnino ya tiene un plan para la continuación de este arrebatador romance.

Call Me By Your Name aún no está en cines oficialmente, pero su director, Luca Guadagnino ya está planeando su secuela. El romance ha dado mucho de qué hablar en el mundo de los festivales y ha sido aclamado desde Sundance hasta Toronto. Está dejando un resplandor que parece que llegará hasta los Óscares. Y una vez que eso suceda, Guadagnino tiene planes para realizar más películas en el universo de CMBYN.

“Quiero hacer una secuela porque Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar y Esther Garrel son puras joyas”, dijo Guadagnino durante una charla en el BFI London Film Festival, de acuerdo con Sreen Daily. “La textura que construimos juntos es muy consistente. Hemos creado un lugar en el que el público cree en su mundo. Son jóvenes, pero están creciendo”.

El filme, basado en la encantadora novela homónima de André Aciman trata sobre una pareja de amantes (Elio, de 17 años y Oliver, de 24; interpretados por Chalamet y Hammer) quienes se enamoran a lo largo de un hermoso verano en Italia. En un mundo perfecto, Guadagnino lanzaría la secuela en 2020. “Si ajustara la edad de Elio en la película con la edad de Timothée, en tres años Timothée tendría 25, lo mismo que Elio, cuando la siguiente película esté lista”, comentó. 

También señaló que la nueva película estará ambientada en 1990, una época emocionante para estos personajes: “Es la época de la caída del comunismo y el comienzo del nuevo mundo, y del llamado “fin de la historia” que Francis Fukuyama estableció entonces. La época del comienzo de Berlusconi en Italia, y significaría lidiar con la guerra de Irak”.

Una secuela también permitiría a Guadagnino tomarra sus propias libertades con estos personajes y crear nuevas historias fuera de la versión canónica del libro. En la novela —alerta de spoiler— Elio y Oliver tienen un caluroso romance de verano y luego se separan para encontrarse 15 años después, cuando Oliver tiene una esposa e hijos. En la secuela en potencia de Guadagnino, esto podría cambiar, y la sexualidad de Elio también podría ser más fluida. “No creo que Elio necesariamente tenga que convertirse en un hombre homosexual”, dijo Guadagnino. “Aún no ha encontrado su sitio. Puedo decirles que creo que podría comenzar una relación intensa con Marzia [Garrel] de nuevo”.

Más allá de la secuela, el director cree que ha encontrado a un grupo de personajes con los que vale la pena permanecer un tiempo. Quisiera retomar a Elio de vez en cuando, como François Truffat hizo con el personaje de Antoine Doinel, quien aparece en cinco de sus películas a lo largo de 20 años. “Creo que podemos lograrlo”, comentó.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.