Diez nombres de agrupaciones del rock y pop en español… Del peor al mejor

Recopilamos (e intentamos ordenar) una promiscua lista de los nombres de algunas agrupaciones musicales de ayer y hoy. Algunos son surrealismo puro.

Etiquetas:

¿Qué pasa por la mente de los artistas de pop y de rock a la hora de bautizar a sus flamantes agrupaciones? A lo largo de la historia de la música en español, hay nombres muy afortunados y otros de los que preferiríamos no habernos enterado nunca de su existencia. Recopilamos un listado de los nombres que más intriga despiertan.

No me pises que llevo chanclas
Sí. Existió un grupo con ese nombre. Era español y crearon canciones como Canción de amor a una portera de fútbol. Aunque no lo crean fueron de las agrupaciones que más discos vendieron en los 90. ¿En serio a nadie le daba pena llegar a la tienda de discos y decirle al encargado “¿tiene el último de No me pises que llevo chanclas?”. De la misma estirpe existió un grupo llamado Dinamita Pa´ los pollos.

El Huitlacoche y demás nombres mexicanos genéricos (y similares)
El Huitlacoche, La Lupita, La Candelaria, Chac Mool (ese era muy bueno), Los Xochimilcas, Sangre Azteca, Cómo México no hay Dos…hubo una época en que las agrupaciones mexicanas tenían que llevar a fuerza un referente popular de la idiosincrasia tatuado en la frente. Había algunos buenos y otros de pena ajena. En el mismo mood nacionalista, Los Legendarios Tlaconetes, fueron un grupo pionero de la electrónica mexicana que luego, tal como hiciera La Onda Vaselina (después OV7), recortaron su nombre a LTT. Y en ambos casos… los comprendemos.

Fresas con crema
En los años 80, a los niños y niñas bien en México se les bautizó como “fresas”. Sus integrantes no escatimaban en mostrar que pertenecían a este sector poblacional juvenil. Entre ellos estaba Toño Mauri, cuya hija, Carla Mauri, ha realizado algunos covers de aquella banda. Nos preguntamos ¿Fresa o no, al pasar de los años aun presumen del nombre del grupo?



La Oreja de Van Gogh.
Si el pintor neerlandés viviera, y escuchara el uso de su nombre se cortaba la otra oreja del coraje. Así de simple.

Los Amantes de Lola
¿Porqué los amantes de una mujer tendrían que ser amigos entre sí y formar un grupo de rock? ¿quién es Lola? ¿Estaba casada y estos tipos eran sus amantes?



Aleks Syntek
Cuenta la leyenda que el enemigo público número 1 del reggaetón se puso así porque no tenía dinero para comprarse sus teclados y lo conocían como “Alejandro” (su nombre real) “sin teclados”. Su grupo se llamaba la Gente Normal…¿no podría él simplemente dejarse su nombre real que es Alejandro Escajadillo y ya? Mmm, no, ¡mejor que optó por el Syntek…!



Pandora 
Siempre se vieron como las chicas buena onda de Flans, pero cantaban puras baladas y su nombre estaba un poco mejor, porque al menos no evocaba al nombre de un postre. ¿Cuándo sacará su compañía de discos un box-set de sus éxitos para señoras despechadas? Acá les va una idea: se puede llamar La Caja de Pandora.

Ella y el Muerto
¿Ustedes irían a ver a un grupo que se llamara así? ¡No! ¿Y si la cantante fuera Camila Sodi y la pudieran ver en primera fila en alguno de esos bares con 6 o 7 personas como público donde tocaban? Ah verdad…



Aurora y la Academia
No era tan mal nombre, pero se rompió el encanto cuando salió el reality La Academia y comenzamos a relacionar al grupo mentalmente y sin querer con Yahir, Toñita, Erasmo Catarino y demás.

Las insólitas imágenes de Aurora
No, no es la misma Aurora del grupo anterior. Pero sucede que quienes algún día conformaron Caifanes, fueron parte de este trío de pop oscuro que ostentaba letras como Descubriendo la geometría de un árbol de navidad y que portaba un bonito nombre, como de cuento de Cortázar. Tanto, que pasaremos por alto que el cantante de ambas agrupaciones alguna vez también formó parte de otro combo musical llamado La Suciedad de las Sirvientas Puercas.



Soda Stereo
Dos palabras anglosajonas para el nombre un grupo que marcó al rock en castellano. Antes de este nombre tan pop e imposible de olvidar, se llamaban Los Estereotipos. Qué bueno que rompieron con ellos.