Siempre hay una Barbra Streisand para cada estado de ánimo

Barbra Streisand le dijo adiós a los escenarios y Netflix desde mañana estará disponible su show de despedida. Mientras tanto, presentamos una selección de sus canciones para toda ocasión.

Etiquetas:

En cierto episodio de la serie animada American Dad!, Roger —el irritable extraterrestre huésped de la familia estadounidense— , está al borde de paroxismo porque estrenarán un concierto especial de Barbra en TV… ¡y se lo va a perder! Los fans terrícolas de Barbra Streisand comprendemos perfectamente al alien y hasta pensamos que se quedó corto. La artista es uno de los mitos vivientes de la música y su definitivo exilio voluntario a partir del año pasado ha dejado corazones rotos desperdigados por todo el mundo. Ahora Netflix nos reconforta y recupera uno de los conciertos de su pasada gira de despedida "he Music... The Mem'ries... The Magic! El show, que cuenta con invitados como Jamie Foxx, Seth McFarlane (claro, el creador de American Dad! tenía que estar ahí a su lado) y Carole King, se estrena, en exclusiva, mañana 22 de noviembre.

Woman in Love

El sentimiento de entrega, perfectamente representado en esta balada de Barry Gibb (de los Bee Gees), que los románticos han adoptado como la música de fondo de cuando caes irremediablemente enamorado sin nada que se pueda hacer al respecto. Aunque Barbra haya renegado posteriormente de la letra (suponemos que para los tiempos podría denotar sumisión femenina), sin duda es un himno que no falta en sus presentaciones. 

You Don’t Bring Me Flowers 

Una canción triste que presagia el fin de una relación a través de la ausencia de los detalles. La amante percibe que su amor se aleja y que algo va mal. El tema, que ganó un Grammy a mejor interpretación femenina en el 78, es ideal para lanzarle una indirecta a tu pareja y para que mínimo te invite a cenar antes de terminar contigo (y te lleve flores). Hay una versión a dueto con Neil Diamond, que le agrega dramatismo al asunto de los reclamos románticos.

No More Tears (enough is enough) Ft. Donna Summer.

Esta canción de despecho y empoderamiento femenino a ritmo de música disco es un tributo bailable al hartazgo y la independencia. “Dile que se largue” se aconseja mutuamente el par. Ni Lupita D’Alessio fue tan drástica con su Inocente pobre amiga. Para que mandes todo al diablo, pero secándote las lágrimas mientras bailas en medio de la pista.

Stoney End

Una canción pop redonda de Barbra. Feliz y reluciente, como los primeros rayos de sol de un día esperado largamente, esta ¿optimista? melodía con letra intensa y críptica sobre la nostalgia de la infancia es un tema que pondría de buenas a cualquiera.



Guava Jelly 

En 1974, la artista nos regaló una sutil versión de una canción de Bob Marley y demostró que podía hacer reggae o lo que se le pegara la gana, con buenos resultados. Se trata de un tema muy sensual cuya letra —se dice— hace alusión a cierto tipo de lubricante sexual con toques frutales.

Sweet Inspiration / Where You Lead

Si lo que Barbra quería transmitir con esta canción era espiritualidad, nos mandó sin escalas al nirvana. El tema con aires góspel ofrece una interpretación única. Existe una versión con Ray Charles al piano que (si estás del humor adecuado) se asemeja a la experiencia de levitar sobre una alfombra voladora. 

Memory

A principios de los 80, Barbra grabó su personal versión de uno de los musicales clímax de la obra Cats, bajo la producción del mismísimo Andrew Lloyd Webber. ¿El resultado? Uno de los momentos más emotivos e intensos de la artista que, con todo lo naif que se le quiera encontrar, es un clásico.

Don´t Rain in my Parade

Uno de los temas recurrentes en vivo de la cantante, extraído de la película musical sesentera Funny Girl. Una canción que puede tele-transportarte a Broadway en el acto. Barbra la respeta tanto, que al parecer no le gustó nada que en la serie Glee la versionaran y cuando le preguntaron en 2011 si haría un cameo en la serie, su respuesta fue: “No si puedo evitarlo”. 

Evergreen

Una Barbra romántica y soñadora canta sobre esperanza y amor, en uno de sus temas más aclamados (que por supuesto está en el set-list del próximo especial de Netflix). De la autoría de de la misma artista, esta canción, que forma parte de la banda sonora de la película A Star is Born, es otra tormenta emotiva. Si no te hace derramar un par de lagrimas la frase: “el amor es como una rosa bajo la nieve de abril”, es que tienes un corazón de kryptonita. 

Gentle Rain

En 2009 Barbra se interna por el jazz y resultado fue un disco que si bien ligero, venía cargado de pequeñas joyas como esta que, en clave bossa nova, nos susurraba Love is the answer (como se llama el disco). ¿Y sabes qué Barbra? Si nos agarras desprevenidos, en una de esas te lo creemos.

Papa, Can You Hear Me?

Sentimental claro, pero dependiendo de tu estado de ánimo, podría ser una declaración de principios sobre preferencias sexuales o una oda a la pérdida de un ser querido. La canción alguna vez sonó en cierto episodio de la serie Will and Grace.

The Way We Were

La canción incluida en el soundtrack de la romántica (pero también un poco tristona) película homónima de 1973 que Barbra co-protagoniza con Robert Redford es un monumento a la nostalgia y los reencuentros. Frases como: “Las fotografías de las sonrisas que dejamos atrás” y la titubeante pregunta al amante: “¿Si pudiéramos hacerlo todo de nuevo, lo haríamos?”, son contundentes. Alerta de spoiler: Esta canción abre el mencionado concierto de Netflix y a eso se le llama, echar toda la carne al asador