El desafortunado título del nuevo 'single' de Taylor Swift

La cantante ha contestado a sus enemigos con 'Mira lo que me has hecho hacer', una canción que esconde una advertencia que muchos han considerado injusta.

Taylor Swift nos mantuvo en vilo durante una semana antes de presentarnos el adelanto del que será su próximo álbum, Reputation, que saldrá a la venta en noviembre. La cantante jugó al despiste: primero, borró todo el contenido de sus redes sociales; después, publicó varios videos en los que se podía ver a una serpiente.

Sus fans (y los medios de todo el mundo) especularon sobre el posible significado del reptil, que bien podría ser una víbora. ¿Era un mensaje cargado de bilis dirigido a su enemiga Katy Perry, o quizás, a Kanye West y a su mujer Kim Kardashian? El viernes por fin supimos qué nos quería decir Swift con toda aquella parafernalia.

El título de su nueva canción, Look What You Made Me Do (Mira lo que me has hecho hacer), y el vídeo, en el que Taylor se presenta como una tirana enjoyada, no dejaban lugar a dudas: Tay Tay había abandonado su antiguo estatus de niña buena, y ahora se había convertido en una diva a la que todo el mundo debía temer.

El problema de este discurso, que se basa en el resentimiento, es evidente: odiar no hace feliz a nadie, solo cuando estamos bien somos capaces de dejar atrás todo aquello que nos hace sentir mal. Que además, Swift, demuestre que no es capaz de pasar página, o que crea que es necesario convertirse en la mala de la historia para perjudicar a todos los que la decepcionaron, es un error.

 

 

Pero, sin duda, lo más problemático de todo ello es que Swift utilice el discurso del maltrador para contraatacar, algo que muchas mujeres no han tardado en señalar. La escritora Justine Ireland escribió en Twitter: “Mira lo que me has hecho hacer es la frase exacta que mi padre me decía antes de pegarme. No es bonito”.

 

Por su parte, la tuitera Laci Green explicó: "La frase 'Mira lo que me has hecho hacer' me pone la piel de gallina". Es una de las frases favoritas de los maltratadores con los que he trabajado. Y no, nadie les ha "hecho" hacer nada". 

 

 

Lo más probable es que Swift no sea consciente de lo que implica para muchas mujeres escuchar algo así pero, si sabes que tu mensaje llegará a millones de personas en todo el mundo y además te declaras feminista, deberías escoger tus palabras con cautela. Una frase como esta envía un mensaje terrible: si te pegan es porque te lo mereces; porque has hecho algo que ha llevado a la otra persona a maltratarte. Después de todo, nosotros nos quedamos con la antigua Taylor.