Selena Gomez y The Weeknd desafían las convenciones y se van a vivir juntos

A pesar de que su noviazgo es reciente, la pareja acaba de mudarse a un apartamento de lujo en Greenwich Village.

Etiquetas:

Lo sabemos: el amor es placentero, pero peligroso. Así que si te enamoras, deberías ir con cuidado. O eso nos han dicho, porque cada vez más pensadores echan por tierra la idea de que el verdadero amor duele y te hace sufrir. De hecho, estar enamorado y tener una relación con alguien debería consistir en todo lo contrario. Y aunque es un pensamiento arraigado en nuestra sociedad, por suerte, cada vez más personas se sienten libres para ignorar estas ideas desfasadas en cuanto a relaciones amorosas se refiere.

En esta misma línea de pensamiento, se supone que debemos esperar un cierto tiempo para irnos a vivir junto a nuestra pareja, pasar por el altar o tener hijos. Los más supersticiosos consideran que es mejor tomarse las cosas con calma, pero lo cierto es que ser prudentes no impide que, en última instancia, la relación se acabe rompiendo.

Pero, como decíamos, esta suposición pierde adeptos cada día. Entre los disidentes se encuentran Selena Gomez y su pareja, The Weeknd, que acaban de demostrar que, además de ricos, jóvenes y poderosos, son listos. Aunque la pareja formalizó su noviazgo el pasado mes de enero, ninguno de los dos ha dudado en mudarse a un apartamento de Greenwich Village, en Nueva York.

Así lo ha confirmado una fuente cercana a Entertainment Tonight. “[Viven] en un edificio de planta baja en el corazón del Village. Selena se ha visto inmersa en la verdadera esencia de Nueva York”. La ciudad escogida no podía ser otra que la Gran Manzana: es allí donde la cantante y actriz está rodando la nueva película de Woody Allen, en la que comparte protagonismo con Elle Fanning, Jude Law o Diego Luna.

Al parecer, la pareja está pletórica. “Han sido muy amables con los vecinos y parecen muy contentos de estar viviendo juntos”, han asegurado. El edificio, con techos altos, tiene una cocina de estilo inglés y balcones de cristal. “Lo mejor de todo es el baño principal, en donde cada uno tiene su propio tocador, una ducha de vapor y una bañera de hierro fundido de Kohler”

Aun así, este cuento de hadas no está a la altura de cualquiera: el nidito de amor cuesta 16,000 dólares al mes. Sin duda, un alquiler inasumible para la mayoría de los mortales, pero asequible para dos celebridades como ellos que, a pesar de su juventud, llevan años trabajando. Quizás por eso, The Weeknd está ansioso por dar el siguiente paso. “Él ha pensado en formar una familia con Selena en algún momento. Quizás dentro de unos años. Y él le ha dicho que quiere una chica porque nada sería mejor para él que tener a una pequeña Selenita dando saltos por ahí”, reveló otra fuente hace unos meses.