Rihanna, Emma Stone, Gal Gadot... ¿a quién le deben el mérito de deslumbrar en alfombras rojas?

Te presentamos a los 'fashion stylist' más codiciados entre las celebridades.

Cuando elogiamos a una celebridad por lo acertado de su atuendo para una alfombra roja, ¿estamos felicitando a la persona correcta? ¿Es un requisito para ser considerada "estrella de Hollywood" el tener conocimientos básicos de moda? ¿Se vale pedir ayuda?

Detrás de los looks que han llevado a las famosas a la palestra del buen vestir, siempre —o casi siempre— hay una persona dedicada 24/7 a crear las combinaciones adecuadas para los eventos claves en los que la alfombra, los flashes y los críticos son las premisas de la ecuación. Ya no basta con saber qué vestir y cuándo, sino escoger a conciencia quién te viste.

Conozca a los artífices de los looks más celebrados de las últimas ceremonias de premios y galas.

Karla Welch 
La estilista del momento. Welch es la responsable detrás de la imagen de celebridades muy diferentes entre ellas, tanto en raza como en edades y, por supuesto, estilos. Entre sus clientes se encuentran Tracee Ellis Ross, Karlie Kloss, Sarah Paulson, Busy Phillips, Ruth Negga, Elizabeth Moss y Justin Bieber. Sus looks inesperados y acertados han sido elogiados por cabeceras internacionales. Sabe cuándo y cómo usar un diseño de Prada, cuándo llamar la atención con uno de Gucci o cuándo provocar a la audiencia en Louis Vuitton.

Sarah Paulson, Karla Welch y Busy Philipps

Elizabeth Stewart
Al tener como clientas a Cate Blanchett, Gal Gadot, Jessica Chastain, Viola Davis o Faye Dunaway, es muy difícil hacer las cosas mal. El talento de Elizabeth Stewart no ha sido hacerlas ver bien, porque hasta despeinadas lo logran, sino crear momentos memorables. Viola Davis ganó el Oscar en un vestido rojo de Armani, la misma noche que Faye Dunaway subió al escenario con un traje de Atelier Prabal Gurung para protagonizar uno de los momentos más controversiales de la historia del cine. Un look a la altura de las circunstancias, capaz de soportar cualquier error ante millones de personas.

Elizabeth Stewart

Law Roach
Este “arquitecto de la imagen”, como él mismo se denomina, tiene en su haber la consagración de una princesa del pop en ícono de estilo, como fue el caso de Zendaya, y uno de los comebacks más emocionantes de la historia del spotlight: Céline Dion. Law Roach sabe cómo vestir a una diva. Ambas cantantes deslumbraron en un escenario tan competitivo como son las escaleras de la Gala del Met, vestidas de Dolce & Gabbana y Atelier Versace respectivamente. Pasó de ser un curador interesado por la ropa vintage a convertirse en uno de los artífices de los looks más interesantes de lo que va de año.

Zendaya y Law Roach

Kate Young
Repasen por un momento el paso por las alfombras rojas de celebridades como Michelle Williams, Sienna Miller y Selena Gomez. ¿Les queda alguna duda de lo cool que es Kate Young? Su trabajo traspasa las entregas de premios y galas. De hecho, también ha enriquecido campañas comerciales en las que ha vestido a Michelle Williams para Louis Vuitton y a Natalie Portman para Dior. Si aún les queda alguna duda del talento de esta stylist, también pueden revisar looks de Margot Robbie o Dakota Johnson para reafirmarlo.

Dakota Johnson y Kate Young

Petra Flannery
Sus primeras dos clientas fueron Zoe Saldana y Emma Stone hace casi una década. Con ambas forjó el camino de una carrera prolífica llena de looks memorables donde no figura el concepto “safe”. Entre sus creaciones memorables está el que logró con Saldana en los Oscars de 2010 con un vestido degradé de Givenchy o aquel de los Globos de Oro de 2015 en el que vistió a la protagonista de La La Land con un jumpsuit de Lanvin. Hoy continúa como estilista de estas dos actrices y ha sumado a su clientela a estrellas como Reese Witherspoon, Amy Adams, Emilia Clarke y Claire Danes.

Petra Flannery y Zoe Saldana

Mel Ottenberg
Con solo una clienta, este estilista alemán ha tenido suficiente para consagrarse en este oficio. Su relación con Rihanna le ha valido para crear looks que quedarán sellados en la historia de la moda, como la inmensa capa dorada de la diseñadora china Guo Pei que lució la cantante en la Gala del Met de 2015 o el vestido rosa de Giambattista Valli con el que deslumbró en la ceremonia de los Grammy del mismo año. Ottenberg ha sabido satisfacer “el apetito voraz” por la moda tiene la artista. Su trabajo, sin duda, fue clave para que en 2014 la premiaran con el Fashion Icon Award de los CFDAs. Juntos han sido estandarte de lo avant-garde, de la mano de diseñadores emergentes e innovadores como Adam Selman o el colectivo francés Vetements, con los que han logrado que un simple atuendo cotidiano sea una combinación de ideas nuevas, provocadoras y desconcertantes, pero eso sí, siempre acertadas.

Mel Ottenberg y Rihanna