Reese Witherspoon presenta en sociedad a su hija Ava Phillipe en una fiesta en París

Será en Le Bal des Débutantes, considerado como uno de los acontecimientos más relevantes del mundo.

Etiquetas:

Ava Phillippe acaba de cumplir 18 años, y la han escogido para participar en la presentación en sociedad más exclusiva del mundo, según ha publicado la revista Page Six. Para Forbes, Le Bal des Débutantes (o El Baile de los Debutantes) es en uno de los diez acontecimientos sociales más relevantes del planeta. Este año, se celebra el 25 de noviembre en el hotel The Peninsula de la capital francesa.

Estudiante y camarera durante el verano, se le ha visto en actos públicos acompañando a su madre, de quien presume en las redes sociales frecuentemente.

Hija de la actriz (su parecido innegable) y del tembién actor Ryan Philippe, es una joven discreta que ha intentado pasar desapercibida a pesar de ser miembro de una familia de celebrities y estar llamada a ser una 'it girl'. A pesar de sus esfuerzos (su perfil de Instagram podría ser el de cualquier chica de su edad), ha llamado la atención al otro lado del mundo. Es una de las seleccionadas para asistir, vestida de alta costura (es el requisito), a un baile cuyo origen hay que buscarlo en la tradición británica, en el siglo XVIII cuando las familias aristocráticas llevaban a sus hijos ante el monarca.

Lo creó en 1957 en París el modisto Jean Patou; en 1992, Ophélie Renouard lo adaptó a los nuevos tiempos, si algo así puede adaptarse. Renouard es la responsable de decidir quiénes son los invitados a la gala benéfica. Entre ellos hay representantes de los cinco continentes. La revista Page Six menciona los nombres de otros ‘hijos de’ que estarán junto a la primogénita de la Reese Witherspoon. Se trata de Laila Blavatnik, hija del propietario de Warner Music Group, Len Blavatnick; Lori Harvey hija del actor Steve Harvey; Charlotte Bell, hija del productor Bradley Bell; y Cecily Lasnet, hija de la modelo Stella Tennant. Pero habrá otra quincena de hijos de personajes conocidos destinados a seguir los pasos de sus progenitores.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.