Kylie Cosmetics cierra por culpa de los incendios en California

La firma de belleza de Kylie Jenner advierte que algunos pedidos de Navidad pueden llegar con retraso por culpa de este desastre.

Que podamos comprar por Internet los regalos de Navidad es uno de los mejores avances que ha conseguido la humanidad en el último siglo. Es verdad que a veces hay que pagar gastos de envío un poco caros, pero el ahorro de tiempo y de esfuerzo que conseguimos a cambio no tiene precio.

Eso sí, también hay que armarse de paciencia y no perder los nervios esperando al mensajero. En una tienda física te llevas en el momento lo que pagas. Cuando lo haces online, y sobre todo en estas fechas tan complicadas, más te vale cruzar los dedos y rezar para que llegue el producto a tiempo.

Que si no lo hace tampoco es un gran drama. Entregar un vale a la persona que querías regalarle eso que no ha llegado es lo mejor para salir del paso. Es más, si entre tus compras navideñas has incluido algún producto de Kylie Cosmetics, te recomendamos que empieces a crear esos vales para ir ahorrando tiempo, ya que o mucho cambian las cosas, o no vas a poder poner debajo del árbol ningún obsequio.

Al menos así lo han avisado desde la propia cuenta en Twitter de la firma, que sorprendían con un mensaje avisando que la fábrica donde se producen los pintalabios, bases y demás artículos de belleza de Kylie Jenner se ha visto obligada a cerrar por culpa de los incendios que asolan California.

“Hola chicos, hemos sufrido daños muy significativos por el fuego en California y hemos tenido que cerrar temporalmente nuestro almacén para garantizar la seguridad de nuestro personal”, rezaba el mensaje colgado en la red.

“El grave impacto de estos incendios se ha traducido en que muchos de nuestros empleados hayan tenido que ser evacuados de sus casas y recolocar a sus familias. Aquellos que no han sido afectados volvieron a trabajar ayer y han estado trabajando contra reloj para lograr que salgan la mayoría de pedidos”, continuaba el comunicado.

“Nuestro equipo es increíble y estamos haciendo todo lo posible para realizar todos los envíos mientras cuidamos la salud y la seguridad de la gente. Los pedidos están saliendo, pero agradecemos la paciencia y el apoyo de todos los clientes. Os mantendremos informados de cualquier novedad”.

Lo único que tranquiliza es que la dueña de la empresa de momento no parece muy preocupada por este incidente, y de momento solo se ha dedicado a celebrar en sus perfiles que ha alcanzado los 100 millones de seguidores en Instagram.

Claro que con tanto fan dando likes a sus fotos, ¿de qué sirviría agobiarse porque un pequeño porcentaje de ellos reciban sus regalos ya entrado el año que viene? ¿Acaso puede hacer algo por evitarlo? ¿No, verdad? Pues a vivir la vida, que es lo suyo.