La nueva regla del hogar de Kim y Kanye: cero joyería en casa

Luego del robo en París, la 'celeb' ha hallado la forma de no ser objeto de ladrones al eliminar las joyas de su hogar y optar por imitaciones o fantasía para uso personal.

Atrás han quedado los tiempos en que Kim Kardashian dedicaba varios de sus posteos de Instagram a presumir las extravagantes (por su puesto costosas) piezas de joyería que formaban parte de su armario. Ahora ella y Kanye West han decidido establecer un nuevo código de conducta para su recién renovada mansión: no se permite tener joyería en casa. Aunque eso sí, aun con ello habrá un alto blindaje.

Las medidas de seguridad aplican a la vida de la propia 'celeb', quien ha decidido abrirse al uso de replicas o imitaciones y tener nuevos procedimientos que garanticen su seguridad en caso de que use joyería prestada. En tanto, las "muy pocas piezas" que ella aún conserva han sido resguardadas en otro lugar con vigilancia constante, según reporta TMZ.

Esta nueva política en la vida de Kimye llega luego del publicitado robo del que fue objeto en París en 2016 y que puso no solo en peligro la seguridad de Kim sino que llegó a poner en tela de juicio la reputación de la Ciudad Luz.

"En esencia, ella está lanzando su propia versión de la batiseñal... NO HAY NADA QUE ROBAR AQUÍ", señala el sitio. "Si Kim decide usar su propia joyería, serán replicas o imitaciones [...] Si Kim decide pedir prestadas piezas reales para un evento, NO se permitirá que ingrese a su casa... un estilista se reunirá con ella (para entregársela) antes de dicho evento y la devolverá apenas termine".

El sitio también destaca que las piezas que aún conserva Kim se encuentran en otro lugar y para obtenerlas hay "medidas de seguridad muy elaboradas" que se suman a un personal de seguridad armado en todo momento, a pesar de que la casa no cuenta con joyería.