Kate Winslet explica por qué ha decidido ponerse a las órdenes de Woody Allen

La actriz justifica su presencia en 'Wonder Wheel', el nuevo largometraje del director estadounidense. Y aprovecha para reivindicar a Roman Polanski.

Es una de las eternas preguntas, pero aun no hemos conseguido resolverla: ¿El arte debe tener en cuenta a la persona que está detrás de la obra? ¿Y sus crímenes? Kate Winslet parece que lo tiene más o menos claro, aunque también tiene sus dudas.

En una entrevista que concedió al periódico The New York Times, la actriz -que trabajó a las órdenes de Woody Allen en la película Wonder Wheel- se cuestionó si realmente debía trabajar con el director estadounidense.

“Claro que una piensa sobre eso. Pero, al mismo tiempo, no conocía a Woody y no sabía nada sobre su familia. Como actriz, tienes que mantenerte a un lado y decirte, no sé nada, realmente, no sé si es cierto o no. Cuando lo haces, simplemente trabajas con esa persona y ya está”, adujo Winslet.

Woody Allen fue acusado por su hija adoptiva, Dylan Farrow, de haber abusado de ella cuando era una niña. Sin embargo, desde que se conoció la noticia, actrices como Cate Blanchett, Kristen Stewart o Emma Stone han decidido trabajar con él. Y Blanchett incluso se pronunció al respecto después de que Farrow escribiese una carta en la que hablaba sobre la trágica situación. “Es un momento complicado para la familia, y espero que encuentren paz pronto y lo resuelvan”, comentó al respecto.

Winslet, a diferencia de Blanchett, fue más honesta. “El momento clave fue cuando entendí que no iba a tener otra oportunidad con Woody Allen, así que era ahora o nunca. Y este era un papel increíble, así que me pareció impresionante que él me pidiese que formase parte de la película. Que me hubiese ofrecido el papel me hizo sentirme muy afortunada. La única razón por la que no lo habría hecho hubiese sido el miedo, y no se puede vivir así. Además, mis padres estarían muy orgullosos de que trabajase con Woody Allen”, explicó al periódico neoyorquino.

La película, que se estrenará en nuestro país el próximo mes de diciembre, tiene como protagonista a Winslet, que interpreta a una mujer de los años 50 con una vida difícil. “Woody Allen es un director increíble. Y Polanski también. Fue una gran experiencia haber trabajado con ambos, esa es la verdad”. A diferencia del estadounidense, Polanski no puede volver a Estados Unidos desde que en 1978 fue condenado por abusar de una niña de 13 años. Sin embargo, tampoco ha dejado de dirigir películas. Lo que resulta evidente es que no son las actrices las que deben excusarse por trabajar con los cineastas. De nuevo, colocamos la responsabilidad sobre personas que son inocentes.