"Juan Gabriel revolucionó la moda masculina", dice su diseñador Alex Peimbert

Hablamos con el vestuarista del Divo de Juárez, quien nos revela la visión 'fashionista' del ídolo.

¿Cómo llegaste a vestir a Juan Gabriel?
Hace casi 10 años, trabajaba con Alejandra Guzmán. Hice un casting con otros diseñadores para que Juan Gabriel viera nuestra propuestas de lo que iba a vestir en los 20 conciertos que daría en el Auditorio Nacional. Después de un mes me llamaron porque le había gustado mucho mis propuesta, dijo que quería conocerme. Me invitó a su casa en Cancún, le expliqué y me dijo que le gustaría que lo vistiera.

¿Diseñabas para Alberto Aguilera o para Juan Gabriel?
Lo vestía en todos sus aspectos, para el día a día y para el show. Nadie sabe, te puedo dar la exclusiva, pero a Alberto Aguilera también le hacíamos ropa, trajes, conjuntos de lino del mismo tono, camisetas y... hasta las pijamas.

Entraste en su intimidad a través de la ropa. ¿Cómo era de vestir a uno y a otro?
Era una dualidad. La gente no sabe que pude conocer y vestir a Alberto y a Juan Gabriel. Para Alberto diseñaba trajes de lino, para cuanto tenía una cena, elegantes. Le confeccionábamos trajes con casimires, colores oscuros y mates. Le gustaban conjuntos de colores pantalón y caftán. Juan Gabriel era brillo, colores, alegría, era vida.

¿Cómo era la dinámica de trabajo entre ustedes?

Me explicaba siempre su ideas. Me escribió muchísimo e-mails y por medio de ellos elaborábamos las ideas juntos. Como el tiempo libre era poco, momentos antes de salir al escenario le enseñaba los muestrarios de textiles y me decía lo que le gustaba. Tengo algunos de recuerdo con las marcas que él hacía.

¿Alguna vez bocetó?
No. Era un divo. ¡Y yo hubiera enmarcado su dibujo!

¿Juan Gabriel tenía reservas? Parecía que no temía a los excesos y se lo ponía todo.
Nunca tuve problemas con eso. Si el traje estaba demasiado serio no le encantaba.
Una vez le hice un traje color púrpura, per me dijo que no le gustaba porque no traía buen augurio. Pero un día vi un espectacular de la película ¿Qué le dijiste a Dios? y se puso el traje que le había hecho y que pensé que nunca usaría. De ahí en fuera nunca se negó a ponerse algo.

¿Era caro vestir a Juan Gabriel?

Desde luego no era barato. Él era un divo. Invertía en su imagen. Le tenía un respeto al público y parte de eso consitía en verse presentable, que la gente lo viera con cristalitos, brillos, bordados tradicionales de la gente de Oaxaca, rebozos.

ModaJuanGabrielAlexPeimbert

¿Crees que enviaba Juan Gabriel algún mensaje través de su moda?
Él revolucionó la moda en los hombres, por lo menos en su faceta showman. Se atrevía a todo. No tenía ningún miedo en usar cosas diferentes que no siguieran tendencia. Él creaba tendencias. Le dio un mensaje al mundo.

Fuiste tu el responsable de aquel traje de charro rosa. ¿No les dio miedo meterse con un emblema tan arraigado y relacionado con el macho mexicano?
Te contesto como lo haría él: Era Juan Gabriel y podía hacer lo que quisiera. El se sentía con derecho de eso siempre y cuando representara a México.

¿Se quedó ropa sin estrenar?
Algunos trajes. En cada concierto llevábamos muchas piezas y el decidía que usar según se sintiera.

¿Como se viajaba con tanto equipaje? Imagino que los excesos de peso eran elevados.
Bastante. Yo los pagaba y lo primero que llegaba haciendo era darle el ticket a la producción. Llevaba 20 maletas conmigo.

¿Con lo activo que era, nunca se ha pensado exhibir creaciones?
Sí. Surgió de su parte. Me lo comentó en vida y me dijo que quería que le ayudara a coordinarlo. De hecho, se lo expresó a sus hijos. Ya se trabaja en eso. Pero más adelante se va abrir un museo que creo estará en Ciudad Juárez y las prendas que muchos diseñadores y yo que trabajábamos con él van a estar ahí.

¿Y toda la ropa de Juan Gabriel la tienes tu o sus hijos?
Se entregó todo a su hijo Iván.

AlexPeimbert y Juan Gabriel