Los famosos también pierden los estribos

Tal vez necesiten someterse a una terapia de control de ira o simplemente puede que los hayan agarrado en sus “5 minutos”. A final de cuentas, son como nosotros.

Jennifer Lawrence
Es la más reciente en haber protagonizado una escena digna de película. Sucedió precisamente cuando rodaba su última película, Red Sparrow. Durante su participación en Late Night with Seth Meyers, confesó –orgullosa- detalles sobre su bar fight en Budapest. Cuando un fan le pidió una selfie, JLaw se negó de forma cordial, pero luego de un segundo intento y otra respuesta negativa, escuchó que le gritó “fuck you!”, lo que la llevó a confrontarlo arrojándole cervezas al por mayor. Moraleja: Cuando Jen diga “no”, no hay que insistir. Escuche la historia a partir del minuto 3:45. 

David Beckham
En febrero de este año, algunos correos electrónicos del exfutbolista fueron filtrados. En ellos se leían insultos, reclamos y quejas. ¿Una de las razones? No haber obtenido el título de “caballero” con el que muchos otros británicos cuentan: Sir Sean Connery, Sir Ian McKellen, Sir Michael Caine, Sir Patrick Stewart, Sir Daniel Day-Lewis. Una fuente cercana reveló a Mirror que cuando los escribió estaba con la “cabeza caliente” y que se dejó llevar por el enojo que causa la decepción.

Naomi Campbell

¿Cómo olvidar el incidente en el que le arrojó el celular a una de sus empleadas? Parece que los jeans que buscaba la supermodelo eran irremplazables y no encontrarlos activaron su ira. Fue en 2006 que por esa razón a la pobre mujer le provocó cuatro puntadas que la llevaron a enfrentar cargos de asalto en tercer grado. Según Daily Mail, desde el año 2000 Campbell mantiene un historial de altercados con su equipo de trabajo. Oprah tuvo la oportunidad de retomar con ella aquel penoso momento que todavía la persigue, dando origen a esta maravillosa edición: 

Björk
Solo bastó un “Bienvenida a Bangkok” por parte de una reportera para que la intérprete de It’s oh so quiet se le fuera a golpes. ¿Culpa del jet lag? Tal vez, aunque por la energía que demostró podría ser descartado. No se trató de un empujón o de un simple jaloneo; desafortunadamente se sentía en un ring de lucha libre en el que no había montaje. Años más tarde, aunque en menor medida, continuó demostrando que no es buena idea que se le acerquen en los aeropuertos

Britney Spears
Su etapa de breakdown se vio inmersa en vergonzosas situaciones que nos llevaron a pensar en aquel año que habíamos perdido a la princesa del pop. Lo que sí perdió fue la cabeza, no solo cuando se rapó a coco sino en el instante en el que decidió tomar un paraguas para arremeter contra un paparazzi. ¿Cómo hacer limonada con lo sucedido? Pues subastando el objeto con el que se realizó el ataque: 

Justin Bieber
Parece que tiene un buen derechazo. Para muestra el video en el que fue captado lanzando un golpe a un fan que atrevió a meter su cabeza en la limosina que lo transportaba. No es novedad que se encuentre envuelto en el escándalo y además sabemos que, desde hace mucho tiempo, al cantante no le va el contacto con los fans, siendo grosero en más de una ocasión. Sin embargo, parece que en Barcelona -literal- se le pasó la mano. 

Solange
Oh, sí, el famoso pleito en el elevador que sostuvo con su cuñado Jay-Z. Fue en 2014, al salir de un after party de la Gala del Met, cuando una cámara de vigilancia captó cómo la hermana de Beyoncé le gritaba y pegaba al rapero. La tensión con la diseñadora Rachel Roy durante el evento y más adelante un comentario de Jay-Z que no le cayó bien, fueron los detonantes de su agresiva reacción. Queda claro que muchos temas no pueden esperar para discutirse en casa.