Sophie Turner asegura que el reparto de 'Stranger Things' está formado por niños antes que por actores

La joven se suma a la defensa de Finn Wolfhard, que fue criticado públicamente por un fan al no haberse parado a saludar.

La fama nunca es fácil de digerir, tampoco cuando eres adulto. Pero si te sobreviene durante la infancia o la primera adolescencia, la cosa se complica. Por suerte, hay niños que tienen más facilidad que otros a la hora de asumir su popularidad; es el caso de la plantilla de Stranger Things. Cada día, Millie Bobby Brown y compañía nos demuestran que, a pesar de no haber cumplido siquiera 15 años, son capaces de lidiar de manera envidiable con las exigencias de la industria.

Pero, además de la industria, están los fans. Y no es siempre fácil tratar con ellos y sus exigencias; sobre todo porque algunos consideran que los artistas deben estar siempre a su disposición. Por eso, cuando Finn Wolfhard, el actor que interpreta a Mike Wheeler en la serie, no se paró a firmar autógrafos y a sacarse fotos a las puertas de un hotel de Nueva York, en donde se encontraba para promocionar Stranger Things 2, algunos tacharon al actor de maleducado.

Un fan incluso publicó un video de Finn caminando por su lado sin saludar y escribió. “¡Imagina que tienes 14 años y no tienes corazón, así que no te paras a hablar con tus fans que fueron los que te convirtieron en alguien famoso! WOW.”

Las reacciones no se hicieron esperar y otros fans de la serie aprovecharon para contraatacar con tuits como este: “Imagina que tienes 14 años y gente por ahí te acosa y exige tu tiempo y tu atención”.

 

Además, los compañeros de reparto del actor, Shannon Purser, que interpreta a Barb Holland, y Noah Schnapp, más conocido como Will Byers, se unieron de manera respetuosa, pero contundente, a la defensa de su amigo. Schnapp, que fue el más escueto; escribió: “Es cierto que queremos mucho a nuestros fans. Finn es el chico más bueno que conocerás nunca. Todos trabajamos muy duro y necesitamos un descanso de vez en cuando #Compasión".

Por su parte, Purser fue más directa e hizo gala de la seguridad que da la edad. Además, aseguró que no quería ni imaginarse cómo sería contar con toda esa atención siendo tan pequeño. “Vale, no. Ningún actor está obligado a pararse ante nadie. Finn es un ser humano increíble. Pero es humano y también necesita un descanso de vez en cuando”.

 

O: “Así que, de vuestra hermana mayor para el mundo, no os ATREVÁIS a hacer sentirse culpables a los actores jóvenes o en deuda con vosotros porque no son capaces de deciros hola”.

 

Un día después, la actriz Sophie Turner, que interpreta a Sansa Stark en Juego de Tronos, dedicó 11 tuits a criticar el incidente. Empezó así: “Joder… ver a adultos hechos y derechos esperar fuera de los hoteles en los que se alojan los niños de Stranger Things, etc, y después insultarlos cuando ellos no quieren pararse…".

 

“Da igual que sean actores… antes de nada, son niños. Dadles el espacio que necesitan para crecer sin sentir que le deben nada a nadie”.

 

Turner siguió con su réplica, pero lo interesante de todo esto no fue confirmar que algunos fans están muy equivocados, sino comprobar cómo los adolescentes tienen cada vez más claro dónde poner los límites.