Dulce María: "No le huyo al matrimonio y quiero formar una familia"

La cantante y actriz nos habló de lo que hoy piensa sobre el matrimonio, los hijos y quién los llevaría a la escuela.

Atrás quedó la chiquilla con actitud rebelde -aunque luzca tan joven como siempre-. Dulce María regresó a la pantalla chica con la serie ¡Muy padres!, una que para nada tiene que ver con lo que ha realizado anteriormente.

¿Qué te convenció para participar en ‘¡Muy padres!’?
Yo no tenía planeado volver a actuar, quería seguir concentrándome en la música. Así que dije: 'voy a ir a Imagen Televisión a agradecer que me hayan considerado para la serie'. Pero cuando me describieron el proyecto, la historia y a cada uno de los personajes, me conmovieron, se me puso “el ojo Remi”. Aunque el género es comedia romántica, tiene una trama fuerte. Son temas de actualidad que se tocan poco.

Cuéntanos de tu personaje
Pamela es una mujer cero superficial, que lucha por sus ideales. Tiene un pasado importante que la hace dedicarse a cuidar a los niños, defender sus derechos y los de las mujeres. Hace cosas que podrían estar mal a simple vista, pero la entiendes ya que conoces su historia. Gracias a Dios como persona no he vivido lo de Pamela. 

¿Cuáles son las similitudes entre tú y Pamela?
Muy noble, que quiere un cambio, que sale adelante y busca sacar lo mejor de la gente. En eso nos parecemos. Pero ella es muy incongruente. Sabe cómo son las reglas, pero las rompe. Pamela se mete mucho en la vida de los demás, siempre por tratar de ayudar, pero sin darse cuenta de las consecuencias. Yo no soy así. Otra cosa es que se agarra solo de las cosas positivas. Yo no evado lo malo que está pasando. Si tengo un problema y lo enfrento, lo vivo, lo trabajo.

Como pareja, ¿a quién de los personajes de sus coprotagonistas escogería Dulce María?
Emilio (Víctor González) es el típico chico malo que todas las mujeres esperan que se enamore y cambie. Eso es algo muy bonito. Yo creo que coincidiría con Pamela, pero no me metería en su vida como lo hace ella.

¿Entonces a Dulce María le van los chicos malos?

Pues no, no los malos. Por ejemplo, Ricardo (Héctor Suárez Gomis) es muy chistoso, pero está casado con Kika (Mariel Chantal). Es un lío, tiene la bebé, estaría muy difícil. Y Alan (Mario Morán)… está muy chiquito, tiene 23 años (risas, muchas risas). Por eso Emilio sería la mejor opción.

¿Consideras que en algún momento de la serie se podrá ver representada la diversidad de las familias?
No, no sé si en esta serie, porque finalmente está enfocada en los papás, en los “papis”. Cómo se las ingenian los hombres, cómo es el rol del papá. Un poco en esta historia la familia convencional ya es disfuncional. Se está respetando la adaptación de la historia original. En esta ocasión no creo que se toque ese punto. 

Dulce María en concierto

¿Le huyes al matrimonio?
No es cierto. Cuando preguntan si ya te quieres casar y dices “no, para nada”, lo toman como odia el matrimonio. Creo en que lo que digas será usado en tu contra. He pasado por varias etapas. Cuando tenía 19 años no creía en el matrimonio. En lo que sí creo y siempre he creído es en el amor. No es que antes no haya tenido interés en casarme, solo no había sido el momento ni tampoco estaba con la persona indicada. Por ahora no hay planes, pero estoy en una relación estable, muy contenta. Apenas vamos a cumplir un año. No estoy jugando; quiero formar una familia, no ahoritita, tampoco en un futuro muy lejano, pero tienes que estar consciente de lo que significa. A mi edad se están divorciando muchos. Mis papás llevan 40 años de casados, no todo es color de rosa, pero te das cuenta de su lucha y el apoyo en momentos difíciles.

Cuando lleguen los hijos a tu vida, ¿será el papá quien los lleve a la escuela?
¡Sí! (carcajadas). Sí, porque yo soy pésima para levantarme temprano. Así que él los va a llevar a la escuela y yo los recojo. Sí, sí, yo me duermo y más tarde paso por ellos.

¿Qué es lo que más estás disfrutando de esta experiencia?

El cambio. Como actriz y como persona estoy viviendo cosas nuevas. Es algo que disfruto, me gusta mucho. Por otro lado, el estar con gente de diferentes televisoras. Trabajar con niños me ha recordado a mis dos años en Plaza Sésamo. Los veo y los puedo entender. A veces si dan lata y es fácil que se desconcentren, pero te dan energía, están llenos de vitalidad, frescura. 

¿Hay alguno en especial que te esté moviendo el gusanito para convertirte en mamá?

(Risas). Me ha flechado Regina (Valery Sais).

¿Se pone en pausa tu carrera musical?
Es muy importante para mí poder combinar el canto con la actuación. ‘Borrón y cuenta nueva’ es el tema que compuse especialmente para la serie. Es una incursión en el pop folk; me parece que quedó muy divertida (risas y más risas).