Donatella Versace ha impedido que su hija Allegra aparezca en 'American Crime Story'

Después de todo, la diseñadora no se ha conformado con que el creador de la serie sea respetuoso con los que entonces eran unos niños.

Desde que se filtraron las primeras fotografías del rodaje de American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace, las respuestas (airadas) por parte de los miembros de la familia del diseñador Gianni Versace -que fue asesinado en 1995, en la entrada de su casa en Miami- no se hicieron esperar. El primero fue su expareja, Antonio D’Amico, que habló en exclusiva para Vanity Fair sobre todas las mentiras que se relataron desde que ocurrió el trágico suceso.

Él mismo aseguró que no estaba contento con la forma en la que la ficción abordaría la muerte de su amado. Y su hermana, Donatella Versace -con la que D’Amico no acabo muy bien- también hizo público su disgusto. La diseñadora habló con el creador de la serie, Ryan Murphy, y le pidió que tuviese “cuidado a la hora de presentar a los niños a la serie”. Entonces, el profesional aseguró que habían sido muy respetuosos con ese asunto. Y añadió. “No estaba interesado en cruzar esa línea. La respeto totalmente”. 

Penélope Cruz, que interpreta a la diseñadora en la serie, también tuvo que convencerla de que todo iría bien. "No quiero comentar los detalles, pero fue una conversación larga… Y muy importante para mí. Creo que sabe de qué manera la interpretaré en la serie, y que la quiero y la respeto”, aseguró entonces la actriz a Entertainment Weekly.

Y aunque todos los implicados pensaron que habían conseguido aplacar la furia de Donatella, lo cierto es que se equivocaban. Porque la diseñadora se ha pronunciado y ha impuesto, una vez más, su criterio. “Ryan grabó una escena con Allegra”, reveló una fuente. “Pero él ha respetado los deseos de Donatella y finalmente la ha descartado. Donatella no quiso que su hija apareciese en la serie”, ha informado la publicación Page Six.

Allegra solo tenía 11 años cuando su tío falleció, pero heredó cerca de la mitad del imperio del diseñador; el hermano de la joven, Daniel, se quedó con la colección de arte de su tío. Ahora, la heredera ejerce como empresaria y mantiene un perfil público bajo.