¿Está siendo injusta Fergie con Josh Duhamel al decir que ella estaría casada con él para siempre?

La cantante afirma que su divorcio no fue responsabilidad suya, un punto de vista que no deja en un buen lugar a su exmarido.

Etiquetas:

El pasado septiembre, la cantante Fergie y su pareja Josh Duhamel anunciaron a través de un comunicado que publicó la revista People, que se separaban después de 13 años juntos. La pareja llevaba desde comienzos de año viviendo en casas separadas, aunque no fue hasta meses después cuando decidieron hacerlo oficial.

Antes de dar el paso, necesitaban decidir cómo seguirían adelante sin que su hijo Axl, de 4 años, sufriese por su separación. “Para que nuestra familia se adaptara a esta situación de la manera más indolora posible, hemos querido mantenerlo en privado antes de hacerlo público. En cualquier caso, siempre estaremos unidos y nos apoyaremos el uno al otro, así como a nuestra familia”, escribieron entonces.

En esta nueva obsesión millennial por encontrar los motivos de una ruptura, la publicación Page Six sugirió que Duhamel podría estar cansado del estilo de vida de su mujer: Fergie preferiría salir por las noches, algo que a él no le gustaría demasiado. A esa incompatibilidad se sumaría el miedo a que su esposa volviese a abusar del alcohol y las sustancias como en el pasado. Para colmo, él habría querido tener más hijos, algo que para Fergie no sería una prioridad.

Amigos de la pareja comentaron a la revista Us Weekly que ambos tenían personalidades muy diferentes. “Josh es un tío normal y Fergie quiere llevar el estilo de vida de Hollywood. Por eso se distanciaron”. A todas estas complicaciones se añade el hecho de que Duhamel desearía que su hijo tuviese una infancia clásica, algo relativamente difícil teniendo en cuenta que su madre es un personaje público.

Ahora, Fergie ha vuelto a insistir en que ella seguiría saliendo con Duhamel de por vida. Se lo contó a la presentadora Wendy Williams, en una entrevista que se podrá ver el próximo jueves en The Wendy Williams Show. “No estaba en mis planes. Si por mí fuese, estaría casada con él para siempre”, confesó la cantante visiblemente afectada.

Pero, ¿es justo que Fergie responsabilice a su marido de su ruptura? Parece evidente que ambos tenían estilos de vida diferentes y que no eran fácilmente compatibles, pero ni Duhamel debería haberle pedido a Fergie que abandonase su carrera ni sus gustos personales, ni ella debería asumir que él tiene la culpa de su ruptura. Tampoco es fácil decidir que una relación ha llegado a su fin, y no es justo responsabilizar al otro de una decisión que en el futuro los beneficiará a ambos.