Amy Schumer tiene una nueva anécdota sobre salarios injustos

La actriz renegoció su contrato con Netflix tras descubrir que dos cómicos cobraban mucho más que ella.

Etiquetas:

Con la última anécdota de Amy Schumer vuelve a confirmarse que la lucha por resolver la brecha salarial en Hollywood sigue más viva que nunca.

El pasado mes de enero, Netflix anunció que Schumer tendría su propio especial de comedia en la plataforma, pero las negociaciones hasta ese punto habían sufrido sus más y sus menos. Según apunta la revisa Variety en un especial sobre salarios en la industria del cine norteamericana, Schumer acordó en principio cobrar 11 millones de dólares por un solo programa para Netflix, The Leather Special, que se estrenó el pasado marzo.

Las diferencias entre Schumer y Netflix llegaron cuando la actriz y su equipo se enteraron a través de los medios de comunicación en otoño del año pasado que los cómicos Chris Rock y Dave Chapelle habían acordado especiales por valor de 20 millones de dólares por programa —40, en el caso de Rock; y 60, en el de Chapelle. Schumer, que venía de un 2015 pletórico con un Emmy bajo el brazo y el éxito de su comedia Trainwreck, volvió a las oficinas de Netflix a renegociar su fichaje señalando la increíble diferencia salarial entre los dos cómicos y ella. Netflix, sin demasiadas excusas, le subió notablemente el sueldo a Schumer, aunque Variety no tiene cifras concretas.

Lo que el caso de Schumer resalta es la problemática hollywoodiense de actrices que sólo renegocian sus salarios una vez los medios filtran las cifras y ellan se dan cuenta de la injusticia. Charlize Theron vivió un caso parecido hace unos años cuando descubrió a través de un hackeo a los correos electrónicos de Sony que estaba ganando mucho menos que su compañero de reparto Chris Hemsworth en El cazador y la reina de hielo. Queda mucho para que sean las compañías y los estudios los que dejen de hacer diferenciaciones entre mujeres y hombres, pero parece que todavía le queda a mujeres como Schumer luchar hasta el final por un sueldo a la altura de sus currículums.