Chris Evans ya no es el soltero más codiciado de Hollywood

Pero no por ningún defecto, sino solo porque ha retomado su relación con la actriz Jenny Slate.

Dicen que el verano es más propenso para encontrar el amor, pero este invierno está rompiendo todos los esquemas. Al menos en el universo celeb, donde los famosos solteros están apostando por el calor humano, y no por los abrigos, para combatir el frío.

Algunos, de hecho, ni se molestan en salir de su zona de confort para encontrar pareja y lo que hacen es volver a intentarlo con amantes del pasado ¿Para qué empezar a buscar fuera lo que ya tienes guardado en la agenda del teléfono?

Algo así les debió pasar a Selena Gomez y Justin Bieber, posiblemente el retorno amoroso más sonado de este año. Y seguramente viendo lo felices que aparecen últimamente cada vez que se les ve juntos, el actor Chris Evans ha decidido seguir su ejemplo y darse el lujo de intentar otra vez su relación con Jenny Slate, desde ya, la mujer más envidiada del mundo.

Según publica People, la actriz cómica, famosa por participar en programas como Saturday Night Live y series como Parks & Recreations, habría sido vista acompañando a Evans mientras buscaba un apartamento en Tribeca.

 

Im on Jimmy Kimmel tonight, boo boos ❤🐭❤

Una publicación compartida de Jenny Slate (@jennyslate) el

Al parecer, el encargado de poner voz y sobre todo cuerpo al Capitán América en todas las películas de Marvel quiere mudarse a Nueva York un tiempo,ya que tiene previsto protagonizar la obra de teatro Lobby Hero, que se estrenará en Broadway el próximo año.

Claro que esto no debería ser sinónimo de que ambos vuelvan a salir juntos después de haber roto el pasado febrero. Al fin y al cabo no es nada raro que una pareja, una vez separada, mantenga una sana amistad.

Pero que varios testigos hayan dicho a la revista que Evans y Slate se mostraban muy acaramelados; y sobre todo la ristra de mensajes en Twitter que ambos se han dedicado en los últimos días dignos de una pareja de adolescentes cortejándose, nos indica que entre estos dos todavía hay fuego.