¿Por qué Beyoncé cree que Blue Ivy debe estar en contacto con los más vulnerables?

La cantante quiere que su hija tenga muy presente sus orígenes en Texas, un estado que acaba de vivir la tragedia del huracán Harvey.

Etiquetas:

Desde que el huracán Harvey llegó a Texas el pasado 25 de agosto, la mayor inundación de la historia de Estados Unidos dejó 60 muertos y casi 800.000 personas tuvieron que desalojar sus casas. Debido a la magnitud de la tragedia, muchas de las celebridades estadounidenses anunciaron a través de sus redes sociales que llevarían a cabo una importante donación para ayudar a los afectados.

Beyoncé se mostró especialmente vulnerable después de conocer la noticia: la diva nació en Houston y vivió en la ciudad texana durante años. Por eso, para ayudar a los miles de personas en situación de desprotección, no se limitó a hacer una donación sino que se se acercó ella misma a la zona y, de paso, aprovechó para darle una lección de humildad a su hija. Algo que no siempre es fácil, si tenemos en cuenta que Blue Ivy nació inmersa en una vida de lujos y fama, que hace difícil empatizar con la realidad de otras personas.

Vestida con una camiseta de algodón blanca, una cazadora vaquera, y acompañada de la pequeña, se acercó a los puestos de comida para servir ella misma el arroz y las habas a disposición de los ciudadanos.

Y acompañada por su madre, Tina Knowles y Michelle Williams, antigua integrante de Destiny’s Child, también quiso acercarse a la iglesia de St.John’s Church envió un mensaje de amor y optimismo.

¡Beyoncé y Blue sirviendo comidas a los supervivientes del huracán Harvey en Houston! 💙#BeyGOOD pic.twitter.com/VIEcrwd7LV

 

 

“Solo quiero decir que os quiero”, dijo la artista. “Canté sola por primera vez aquí y quiero daros las gracias por apoyar a mi familia, rezar por mí y ser un increíble ejemplo de lo que es la luz y el amor”, comentó Beyoncé emocionada. “Solo quiero decir que estoy en casa. Esta iglesia es mi casa. Tenía 9 o 10 años la primera vez que me senté ahí en donde está sentada mi hija. Todos sois mi familia. Houston es mi hogar y doy gracias a Dios porque estéis seguros y vuestros hijos también lo estén. He sido bendecida, así que ahora puedo bendecir a otras personas y le pido a Dios poder continuar haciéndolo para otra gente”.

 

 

Beyoncé no dudó en dejarse fotografiar con todos los presentes y aseguró que seguirá trabajando con su fundación para mejorar las vidas de todos aquellos que lo necesiten. “Gracias a todos los que habéis donado dinero a BeyGOOD y habéis contribuido a ayudar a tantas familias de Houston. Gracias, pastor Rudy, Michelle, Ingrid y todos los que estáis en la iglesia de St.John’s Church”.