¿Por qué Robert de Niro ya no hace buenas películas?

Su aura de intocable del cine lo ha mantenido en una burbuja durante décadas. Pero, para ser francos, hace más de 20 años que no vemos una buena cinta del actor.

Nadie duda que sea una de las personalidades más emblemáticas del cine. Su lugar en la historia nadie se lo podría quitar… mas que él mismo y su mala elección a la hora de elegir papeles. Pero estos tropiezos no son nuevos. Antes, el actor se distinguía por un método interpretativo que consistía en adentrarse física y psicológicamente en los personajes (algo como lo que Jared Leto siempre ha intentado hacer y nunca ha logrado del todo), en comprometerse con el papel para imprimir esa intensidad a la “De Niro” que vimos en películas como Taxi Driver, El Padrino Parte II, Toro Salvaje o El Francotirador. ¿Qué le pasó en el camino?

A estas alturas, si repasamos su filmografía, ya son más las películas malas o prescindibles del actor que las que lo hicieron grande. Analicemos algunas razones de por qué Robert de Niro ya no es el gran intérprete de antes. Porque no, no toda la culpa es suya.

¿Será que la intensidad llega a cansar?


Adelgazar para un musical, subir casi 30 kilos para hacerla de boxeador, trabajar de taxista un tiempo con el fin de hacer creíble su papel, improvisar en el set (el “are you talking to me?” de Taxi Driver, es de su inspiración). Quizás llegó un momento en que el actor se cansó de tomarse tan en serio a sí mismo y dijo: “Ok, vamos a filmar Las Aventuras de Rocky y Bullwinkle”. Eso, en el año 2000. ¿Qué pasó después? “Pues hagamos Meet The Fockers ¿qué puede pasar?”, debió pensar (y su agente guardó silencio) y de ahí, el espiral en decadencia. Sí, casi 40 películas a partir de ahí, y ninguna joya nueva que agregar a su corona.

El factor Hollywood.

A los 74 años, ya es un poco tarde para trabajar en Hollywood, sobre todo si sigues yendo a castings (remitirse a la primera temporada de serie Feud). De Niro es de los pocos actores de la vieja guardia que no para de actuar, la industria lo respeta dándole trabajo, pero no con papeles de altura. ¿Qué puede hacer? ¿Seguir actuando en prácticamente lo que sea, o retirarse a vivir de sus recuerdos? Lo cierto es que nadie hace unos 30 y tantos años hubiera imaginado que de Niro, el entonces niño mimado y egocéntrico del cine, iba a acabar actuando en una película como Mi Abuelo es un Peligro (11% de aprobación en Rotten Tomatoes, lo cuál es injusto, porque debió ser menos), comparado con Heat (94% de aceptación del público en la misma plataforma), la que quizás sea su última gran película, pero que data de 1997. 

Nada que demostrar.

Los defensores del actor podrían argumentar que no tiene nada que demostrarle a nadie, que sus grandes momentos lo avalan y que (lugar común) está más allá del bien y el mal. Pero cuando se haga el balance histórico de su legado, ¿qué pasaría si la parte negativa y tantas malas películas pesan más que sus grandes logros? El mismo Scorsese (el director con quien el actor hizo una dupla antológica) ha tenido altas y bajas, pero ninguna tan baja como algunos de los trabajos más infames de De Niro.

¿No nos crees? Hicimos un pequeño top de lo más decepcionante de De Niro en los últimos años… por si a alguien le quedaban ganas de defenderlo. Siempre te recordaremos Robert, pero de unas décadas para atrás mejor.

Machete.
Robert de Niro y Steven Seagal en la misma película que pretende verse como de serie B. En los 70 solo un loco creería que fuera posible alguna vez.

Grudge Match.
¿Robert De Niro con Rambo? No es que tengamos algo en contra de Rocky, es decir, Stallone, pero esta combinación parecía improbable en las épocas exquisitas del actor.

Godsend.
¿Un papel secundario en una película canadiense de terror filmada en 2003? Obtuvo un 4% de calificación de la crítica. Es decir, es como si en un examen tuvieras 0.4 de calificación, o sea, ni un acierto.

Zoolander 2.
Por su desempeño en esta triste comedia, el doble ganador del Oscar estuvo nominado a un Razzie, los premios a lo mejor del cine.

Y podríamos seguir con la lista, pero no queremos hacer enojar a los fans de De Niro. Mejor vamos a ver por décima vez Taxi Driver o quizás si queremos verlo en una buena comedia, Midnight Run o en la poco valorada pero eficiente, Jackie Brown (Robert De Niro con Tarantino, una buena combinación).

Recientemente se anunció que el actor participaría junto a Julianne Moore en una nueva serie policiaca producida por Amazon y dirigida por el solvente David O. Russell. ¿Será en este formato el regreso del mejor De Niro que queremos ver?