La ironía de que Nina Simone se una al Salón de la Fama del rock & roll

Su categoría incluye a Bon Jovi y The Cars, pero Simone sabía que ella pertenece a una categoría propia.

Nina Simone llegó a Cleveland. El Salón de la Fama del rock reveló los nombres de los nuevos integrantes de 2018 este lunes, entre los que se incluye a Bon Jovi, The Cars, Dire Straits, The Moody Blues y Miss Simone. La cantante, pianista y activista, quien saltó a la fama por su versión de I Loves You, Porgy, de George Gerschwin, quizás no estaría tan contenta por su inclusión. Ella alguna vez dijo que rechazaba que su música fuera etiquetada como jazz, y comentó: “Jazz es un término blanco para definir a la gente negra. Mi música es música clásica negra.”

Ha habido muchos intentos por capturar la esencia de Simone desde que murió, a los 70 años, en 2003. Un documental sobre su vida —What Happened, Miss Simone?— salió al aire en Netflix en 2015 con el apoyo de su hija, Lisa Simone Kelly, detrás del proyecto. La película obtuvo una nominación al Óscar por mejor película documental.

Un año después, en 2016, Nina, protagonizada por Zoe Saldaña como Simone, tuvo una exhibición limitada en salas de cine. Los herederos de Simone se rehusaron a apoyar la película, y Kelly expresó su desaprobación de Saldaña para el papel, diciendo: “Mi madre creció en una época en la que se le decía que su nariz era demasiado ancha y su piel demasiado negra. Físicamente, no es la mejor elección”.

La ceremonia del 33 ingreso al Salón de la Fama del rock & roll tendrá lugar el sábado 14 de abril de 2018 en Cleveland.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.