‘La Vie de Bohème’

En una época en la que el verdadero lujo es poder desconectarse de las grandes urbes, Costa Careyes se ha convertido en la máxima de la ‘jet set’ nacional e internacional.

El creador

En 1968 este sibarita y visionario italiano sobrevoló la región y decidió que había encontrado un sitio con magia y personalidad propias; así fundó Costa Careyes. Junto a su familia ha logrado mantener el espíritu del complejo turístico de “castillos”, casas y villas, creando un propio estilo arquitectónico que mezcla un aire mediterráneo con materiales autóctonos, juegos de colores y ciertos toques surrealistas. El hecho de encontrar a Gian Carlo Brignone y ser recibido por él y su familia es parte de la exclusividad del lugar. 

careyes Gian Carlo Brignone

La enamorada

Amiga cercana de Ana, la esposa de Giorgio Brignone (hermano de Gian Carlo), Adriana Abascal suele refugiarse, durante sus visitas al país, en alguna de las excéntricas y encantadoras mansiones que caracterizan a Careyes. No por nada eligió este destino para su boda —la ceremonia espiritual, previo a la civil en Ibiza— con el presidente de Catella France, Emmanuel Schreder. La top argentina Inés Rivero, ex ángel de Victoria´s Secret, también celebró en este paraje su enlace secreto con el empresario cubano Jorge Mora.

adrianacareyes

El discreto

Alejados de los paparazzi y las miradas indiscretas, en las playas de Careyes es común que se crucen lo mismo la monarquía del mundo (como don Felipe y doña Letizia) que cantantes y modelos internacionales. Hace un par de meses, Usher eligió una de sus lujosas casas para una escapada familiar. Entre estas, las más conocidas, los llamados “castillos”, Sol de Oriente y de Occidente —escenario de memorables shootings, como el topless de la modelo Cindy Crawford para la revista Playboy—, tienen un costo promedio de unos 100,000 pesos la noche, cocina gourmet y concierge las 24 horas incluidos.

careyesusher

'The body'

Famosa por su figura, que parece haber sido creada para vivir en bikini, y su naturalidad a la hora de lucirse, no es ningún secreto que la modelo Emily Ratajkowski sea una enamorada de las playas aztecas. Este año, su gran descubrimiento fue el Pacífico mexicano, donde quedó prendada de Careyes. Aquí tomó cerveza bajo la sombra de las palmas en Playa Rosa y vivió la incomparable experiencia de presenciar el nacimiento de tortugas marinas desde su campamento de protección. 

careyes Emily Ratajkowski

*Este artículo ha sido publicado en la revista impresa de julio 2017.